1° de Mayo de 2015 “LA HORA DE LA CONTINUIDAD NACIONAL Y POPULAR”

El 1° de mayo tiene una significación internacional para los trabajadores. El reclamo de la jornada laboral de 8 horas, cuya respuesta fue represión y muerte en EEUU en 1887, constituyó el comienzo de la lucha por romper las cadenas del yugo esclavizante. Pero en nuestro país este día tiene además una significación que excede la relación de fuerzas del trabajo para constituirse en una fecha que, trascendiendo lo específicamente laboral se amalgama con el todo social, convirtiéndose en un objeto que da “identidad política a lo nacional y popular” desde lo laboral.

La revolución democrática de los trabajadores que construyó Perón, se definió un 1° de mayo de 1948 como “justicialismo”, al conceptuar que éste era una “filosofía de vida, simple, práctica, profundamente cristiana y humanista”. Por ello en el período 1946-1955 se realizaron celebraciones multitudinarias el 1º de Mayo, convirtiéndose en un día emblemático para él pueblo peronista.

También un 1° de mayo de 1974, en la apertura del 99 período legislativo, Perón propuso al pueblo la idea de consensuar lo que llamó “Modelo Argentino para el Proyecto Nacional”. Ese día dijo “El país necesita que los trabajadores, como grupo social, definan cuál es la sociedad a la cual aspiran, de la misma manera que los demás grupos sociales y políticos…Esclarezcamos nuestras discrepancias y, para hacerlo, no transportemos al dialogo social institucionalizado nuestras propias confusiones”.

Hace escasos días la Presidenta Cristina Kirchner se refirió a la necesidad de construir trabajando “…lo mejor que tenemos: los recursos humanos y la alta capacitación que – ha dicho la CEPAL – es gracias a la cantidad de universidades nacionales que se han creado en los últimos tiempos y que han permitido generar una mayor capacitación a toda la población… va a salir la primera exportación de la provincia de Entre Ríos, de carnes posteadas, a la República Popular China,…Lo que demuestra que para hacer funcionar a un país, que para hacer funcionar una economía, que para que la gente tenga trabajo, educación, pueda consumir, pueda soñar con que su hijo vaya a la universidad; pueda tener vacaciones, a fin de año, luego de trabajar; pueda tener un trabajo digno no hace falta arrastrarse, hace falta mucho patriotismo, mucha dignidad, mucho coraje y mucha decisión”. (Acto de inauguración del Banco Nacional de Materiales Controlados: Palabras de la Presidenta de la Nación – Martes 28 de Abril del 2015).

Las circunstancias están dadas. Por una parte 32 años de “democracia ininterrumpida” -inédito suceso argentino-  ha permitido ver la luz del pensamiento político a las jóvenes generaciones y comprender que nuestra historia está plagada de  marchas y contramarchas, y que por ello existe una imperiosa necesidad de consensuar el futuro”. Por otra, en este primer tercio del Siglo XXI  la velocidad de la comunicación ha hecho que sepamos día a día, momento a momento, que EEUU está agobiado por sus propios males, y que Europa está económicamente quebrada. Ello nos libera de históricas dependencias externas y le exige al capital privado reagruparse nacionalmente.

¿Quién puede estar entonces en contra de la nacionalización de recursos estratégicos, del intercambio comercial y tecnológico con China y Rusia, de la “justicia social”, la inclusión y la igualdad?

Trabajemos entonces para que este modelo de igualdad de oportunidades, de inclusión y de trabajo para el pueblo, siga conduciendo los destinos de nuestra pátria. Humildemente creo que a nuestra generación le ha tocado transitar el momento más glorioso de la nacionalidad ¡aunque algunos no lo adviertan! Este año electoral es el momento más importante para garantizar la continuidad del modelo.

(Dr. Enrique Tomás Cresto. Sdor. Provincial Dpto. Concordia, Autor del libro “30 Años”)

Redacción Concordia Directo

Dejá tu opinión o comentario