18 mil paraguayos son beneficiarios de planes sociales de 24 mil en total que hay en Formosa

De 24 mil beneficiarios de planes sociales, 18 mil son paraguayos
Las PASO han dejado nuevamente expuesta una situación exasperante para los ciudadanos formoseños. Un forma millonaria de cooptar voluntades, truchas que le quita posibilidades a los propios argentinos dándoselas a los extranjeros a cambio de un voto.

Las últimas PASO han dejado nuevamente expuesta una situación exasperante para los ciudadanos formoseños. Un forma millonaria de cooptar voluntades, que le quita posibilidades a los propios argentinos dándoselas a los extranjeros. Una campaña costosa para el estado nacional con políticas malversadas, con un pueblo estafado y con un costo de cero pesos para quienes se perpetúan en el poder.

Sacar de “enfoque” lo importante ha sido un método sencillo por parte de funcionarios de gobierno cuando del voto de extranjeros en la provincia se habla.

El ministro de Gobierno, Justicia, Seguridad y Trabajo, Jorge Abel González, manifestó que “es propio de los muy pichados” utilizar estas artimañas para empañar un resultado electoral.

Pero lo indignante acerca de los ciudadanos paraguayos votando en Formosa, no pasa por los resultados electorales sino por los miles de ciudadanos argentinos que no consiguen trabajo, no consiguen asignaciones ni cobran pensiones de ningún tipo a diferencia de extranjeros que si lo hacen.

Poco importa cual es el método fraudulento con el cual consiguen sus DNI porque para esto está la justicia o debería estarlo pero si exaspera el hecho de hospitales colapsados, escuelas sin cupo, asistencia social insuficiente o otras políticas públicas que fracasan debido a este tipo de situaciones.

Como detalle, en octubre del año 2014 en el consulado paraguayo, se realizó una jornada de cedulación para regularizar la situación de los ciudadanos paraguayos que residen en suelo formoseño.

Un dato llamó la atención: muchas adolescentes vendrán a tener sus hijos acá porque así cobrarán la AUH y otros beneficios.
Se calcula que en Argentina hay aproximadamente unos 2.000.000 de paraguayos residiendo, y que en Formosa y Resistencia estaría el mayor porcentaje detrás de Buenos Aires.

60 programas sociales

El mayor programa es la Asignación Familiar, que llega a 3,8 millones de beneficiarios y demanda una inversión de $ 29.820 millones. Le sigue la Asignación Universal por Hijo (AUH), que alcanza a 3,3 millones de beneficiarios, con $ 26.102 millones. El plan Progresar pretende llegar a 1,2 millones de jóvenes, con un total presupuestado de $ 12.960 millones.

Existen hoy 60 tipos de planes y programas sociales en todo el presupuesto nacional, ejecutados a través de distintos organismos: 18 pertenecen a la Anses; 13 son del Ministerio de Desarrollo Social (Alicia Kirchner); 12, de la cartera de Trabajo (Carlos Tomada); 11, de Educación (Alberto Sileoni); cinco, de Planificación Federal (Julio De Vido), y uno de la cartera de Justicia (Julio Alak).

El Ministerio de Desarrollo Social, que dirige la cuñada de la Presidenta, tiene 1,4 millones de pensiones no contributivas por $ 52.859 millones de pesos; 250.000 beneficiarios del plan Argentina Trabaja, que reparte $ 6670 millones; casi 8 millones de destinatarios de planes de Seguridad Alimentaria, con $ 2611 millones, y 14.950 beneficiarios del plan Comedores Escolares, con $ 1080 millones de pesos, entre otros programas.

Clientelismo de Frontera

En septiembre del año pasado, el diario local “La Mañana” publicó en su sección de “interior” una nota titulada, “En Clorinda, estiman que un 80% de los jubilados y pensionados de ANSeS proviene del Paraguay, donde explican que el dato surge de un sondeo extraoficial de funcionarios de los bancos de plaza”.

Continúa explicando que “la procedencia de la gran mayoría de los beneficiarios de jubilaciones y pensiones en Clorinda, era tan evidente como notoria. Pero que alcanzaran proporciones tan importantes, fue sencillamente revelador. Es que un sondeo extraoficial realizado por el personal de los dos bancos que tienen sucursales en Clorinda, habría logrado hacer una proyección que permite estimar que sería del orden del 80%, los beneficiarios que todos los meses vienen desde los más recónditos rincones del Paraguay a llevarse estos beneficios a la vecina República”.

Agrega además que “de acuerdo a esas estimaciones, del total de 24.500 beneficiarios sólo del Banco Nación, entre jubilaciones, pensiones, pensiones no contributivas y otras asignaciones, más de 18 mil ingresarían todos los meses desde Paraguay. Esto, traducido en números, estaríamos hablando de aproximadamente 51 millones de pesos, sólo de uno de estos bancos, ya que se sabe que también otros miles perciben sus beneficios en la otra sucursal bancaria. Y cómo es que logran acceder a las asignaciones, fue la consulta a los funcionarios bancarios. Ellos respondieron que “un porcentaje importante vivió y trabajó alguna vez en la República Argentina. Pero el resto, consiguió cobrar mediante maniobras que tienen complicidad de ‘gestores’ especialmente en esta frontera”.

Dice también que “hecha la ley, hecha la trampa”, dice un refrán que le cabe perfectamente a la situación generada en esta frontera con el pago de los beneficios a través de las dos sucursales bancarias. Es que aquellas personas en edad de acogerse a los beneficios, es decir mujeres mayores de 60 años, y hombres a partir de los 65 años, vienen a Clorinda “motivados” por algún familiar que le comentó que “en Argentina podemos cobrar la jubilación” o una pensión no contributiva, mediante la intervención de los famosos “gestores” que sólo piden la documentación personal y luego se encargan de “acomodar” los datos para ingresar al sistema”.

“Una vez que se aprobó la solicitud del beneficio, el “gestor” se queda con el primer pago al beneficiario, que normalmente es un importante monto retroactivo de más de tres meses de haberes acumulados, además del pago previo, para “agilizar” la tramitación. Estos beneficiarios registran algún domicilio apócrifo en Clorinda. Fuente: La Mañana.

Las últimas PASO han dejado nuevamente expuesta una situación exasperante para los ciudadanos formoseños. Un forma millonaria de cooptar voluntades, que le quita posibilidades a los propios argentinos dándoselas a los extranjeros. Una campaña costosa para el estado nacional con políticas malversadas, con un pueblo estafado y con un costo de cero pesos para quienes se perpetúan en el poder.

FUENTE: EL COMERCIAL y LA MAÑANA

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario