200 años del Congreso de los Pueblos Libres

Siempre pensé que la intervención del pasado tenía como único objetivo dotar de sentido el presente. Luego con el tiempo aprendí que la historia es un terreno de lucha  donde se busca justificar proyectos políticos en base a una construcción determinada de nuestra identidad. Eso es mucho más claro cuando los pueblos viven procesos de re significación histórica como los que estamos viviendo en estos momentos los latinoamericanos. Desde lo más profundo del pasado buscamos recuperar aquellos proyectos que doten de sentido las luchas presentes.

Dentro de ese marco los argentinos, y los pueblos hermanos de nuestra América, estamos inmersos en una celebración que es mucho más que un acto de justicia histórica. Celebrar el bicentenario del Congreso de los pueblos libres es un pretexto para bucear en nuestra historia buscando descubrir quienes en verdad somos.

Estamos ante la búsqueda de una identidad que nos ha sido negada por la historia oficial. El proyecto político de los pueblos libres conducidos por Artigas representa el primer proyecto nacional, popular, revolucionario y verdaderamente democrático constituido en los albores de los procesos independentistas en las colonias hispánicas de América.

“En la dialéctica de la emancipación Iberoamericana juegan dos líneas antagónicas: por un lado, el afán de poder, de ascenso y de prestigio sociales y de pleno disfrute de la riqueza, de los patriciados y de las ciudades capitales; y por el otro, el sentimiento de liberación de los pueblos, interpretado por los grandes caudillos, tendiendo a ganar, en la independencia, la plenitud del ser histórico continental. Prevalecerá, como es notorio, el orden patricio, erigiendo sobre las trazas del heredado régimen borbónico, los estados “nacionales”, recortados y segmentados sobre el cuerpo histórico de la nación Iberoamericana”  (Oscar H. Bruschera. Artigas)

Aquél proyecto, derrotado en ese momento, volverá sucesivamente en las luchas encarnadas por las masas populares en busca de ser incluidos en la historia. En las montoneras federales, en las luchas obreras, en la Patagonia rebelde de facón grande, en los cabecitas negras que inundaron capital al grito de “queremos a Perón” un 17 de Octubre, en la heroica resistencia al régimen, en el luche y vuelve, en los 30.000 compañeros desaparecidos, en la explosión popular del 2001, Artigas vuelve.

Vuelve más que nunca hoy cuando la América del Sur cruje de punta a punta con procesos democráticos que encarnan las profundas aspiraciones populares. Vuelve en los esfuerzos por construir la unidad política, social y económica de nuestra Patria Grande, única posibilidad de enfrentar a los proyectos imperiales. En la lucha por una patria cada vez más justa, libre y soberana, Artigas vuelve!!!

Redacción Concordia Directo

Dejá tu opinión o comentario