SOEVA apoyo al proyecto de régimen especial previsional para el sector

Así lo indicó el Sindicato de Obreros y Empleados Vitivinícolas y Afines para que puedan jubilarse a los 57 años de edad con 25 años de aportes.

El Sindicato de Obreros y Empleados Vitivinícolas y Afines (SOEVA), expresó su apoyo al proyecto de Ley de Régimen Especial Previsional para Trabajadores de Viña, el cual tiene como objetivo que los obreros del sector puedan jubilarse a los 57 años de edad y 25 años de aporte.

Tras mantener un encuentro en el que se analizaron los diferentes puntos de la iniciativa, el secretario de Acción Social de FOEVA (Federación de Obreros y Empleados Vitivinícolas y Afines ) y secretario General de SOEVA-San Martín, Abraham Pereyra señaló que “desde el sindicato vemos que un obrero con más de 60 años ya no puede trabajar 4 horas a la mañana y 4 horas a la tarde a la intemperie; las contingencias climáticas y el propio trabajo generan un gran desgaste para los trabajadores, por esto es que pedimos modificar la edad de jubilación”.

Así, comprometió el apoyo del sindicato a la propuesta de la senadora nacional peronista Anabel Fernández Sagasti.

La lucha de los trabajadores de viña por acceder a un régimen previsional lleva varios años. En este sentido, Pereyra indicó que “en el año 2011 Ley 26.727 estableció un régimen especial para que todos los obreros rurales puedan acceder al jubilarse a los 57 años de edad, con 25 años de servicio y sin distención de sexo. El problema es que los obreros de viña quedan excluidos de esa ley”.

Por su parte, la legisladora señaló que la iniciativa es “es un anhelo que venimos trabajando desde el 2011 cuando salió el proyecto de Régimen Agrario para trabajadores rurales y se excluyó a los trabajadores de viña y todos los legisladores de Mendoza presentamos un proyecto que luego cayó en la Cámara de Diputados. En virtud de un pedido exclusivo del sindicato decidimos presentar un régimen especial”.

Además de comprometerse a llamar a “todos los legisladores por Mendoza y a los de aquellas provincias que desarrollan la actividad vitivinícola”, Fernández Sagasti afirmó que trabajará duramente ya que “creemos que es un régimen justo debido a que los trabajadores de viña tienen un gran desgaste físico. El mismo establece que se podrían jubilar a los 57 años de edad con 25 años de aporte y además, incluimos estímulos para que la patronal registre en blanco a sus trabajadores”.
El sol

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario