CODESAL: Declararon dos contadoras y complicaron a Mazurier

693 0
Me Gusta
Me gusta Me encanta Jajaja Que Loco.. Que triste Me da bronca

Dijeron que el exfuncionario imputado por peculado manejaba personalmente los fondos por la venta de entradas en los complejos termales, impidiendo que se elevaran al Tribunal de Cuentas las rendiciones que exige la ley.

Las contadoras Teresita Bordón y María Florencia Lauría están acusadas por presunto incumplimiento de los deberes de funcionario público, en la misma causa en la que Luis Mazurier fue imputado por “peculado”, “administración fraudulenta”, “omisión de deberes de funcionario” y “abuso de autoridad”.

Bordón y Lauría tuvieron a su cargo la contabilidad de la Corporación para el Desarrollo de Salto Grande mientras el organismo provincial fue presidido por Mazurier, y se han visto salpicadas por la investigación judicial llevada a cabo por el exfiscal Aníbal Lafourcade, que puso al descubierto el presunto manejo irregular de fondos y la apropiación del Hotel Ayuí.

Lauría declaró oralmente mientras que Bordón lo hizo a través de un escrito. Ambas coincidieron en un punto. Le dijeron al Fiscal José Arias, que quedó a cargo de la causa tras el ascenso de Lafourcade, que era Luis Mazurier en persona quien manejaba los ingresos que la CODESAL obtenía por la venta de entradas en los complejos termales y en el Camping La Tortuga Alegre.

Fuentes judiciales confirmaron a ElEntreRíos que las dos profesionales, representadas por el mismo abogado defensor, el Dr. Jorge Romero, atribuyeron a Mazurier haber maniobrado para que ese dinero no quedara registrado ni fuera rendido ante el Tribunal de Cuentas.

En otras palabras, ambas dicen haber intentado cumplir con su labor profesional, de manera tal de que se contabilizaran los ingresos de la Codesal, pero que Mazurier lo impidió.

Cabe recordar que una auditoría del Tribunal de Cuentas llegó a constatar esta irregularidad. La abogada del Tribunal, Mariela Gamarra, firmó en aquella ocasión un informe en el que hacía constar: “En ocasión de una auditoría por parte de este organismo a la ciudad de Concordia, se pudo constatar que la CODESAL posee ingresos propios que no acredita al rendir, como así tampoco la documental correspondiente”.

Para que no quedaran dudas, la doctora Gamarra agregaba: “esta auditoría considera que existirían ingresos por explotación de los predios por parte de la CODESAL, los que no se reflejan en los balances de las rendiciones bimestrales”.

Además de esa auditoría, el Tribunal de Cuentas llegó a condenar a Teresita Bordón por la omisión de rendiciones, exigiéndole que devolviera 30 mil pesos. Pero la contadora apeló la sentencia del organismo de contralor.

La defensa de Cintia Mengeon, otra de las personas imputadas, pidió que se le levantara la inhibición de bienes, medida cautelar que también pesa sobre Luis Mazurier y Alberto Jesús Villanueva.

La solicitud de Mengeon fue rechazada de plano por el Juez de Garantías Darío Perroud.

En su momento, también Mazurier y Villanueva apelaron la inhibición pero el Juez Alberto Funes Palacios la confirmó, aunque exigió a la fiscalía que en un plazo de cinco meses presentara una cuantificación aproximada del monto de la “defraudación”.

Según trascendió en Tribunales, el Ministerio Público Fiscal se apresta a presentar un informe con los pasos que ha dado y las dificultades que afronta para intentar cuantificar el monto del perjuicio al Estado en el que habría incurrido Luis Mazurier.
El Entre Ríos

Me Gusta
Me gusta Me encanta Jajaja Que Loco.. Que triste Me da bronca

Dejá tu opinión o comentario