A punta de pistola asaltan a una joven madre, y le roban la moto junto a su mochila con sus papeles y sueldo

La asaltaron con un arma de fuego cuando estaba con su hija: Le sacaron la moto y una mochila con el sueldo

A través de las redes sociales, Romina Guglielmone hizo público el mal momento que le tocó vivir cuando al llegar a su casa en moto, con su pequeña hija de 8 años, se le acercó un delincuente y sin mediar palabras le apoyó el frío caño de un arma de fuego en su abdomen y le sacó una mochila con dinero y pertenencias y como si eso fuera poco también le llevó su medio de movilidad, para luego darse a la fuga. El delincuente sería un conocido personaje del barrio Sapito y el ciclomotor pudo ser recuperado por la Policía.

La joven ya había sido víctima de un hecho delictivo, cuando le robaron otra moto en la puerta de su trabajo. En esta oportunidad, Romina comentó: “Ayer fue un día horrible para mí, me asaltaron en la puerta de mi casa, a las 18:30 a plena luz del día, me robaron mi moto, la cual uso para poder ir a trabajar y para poder llevar a mi hija a la escuela. Me robaron toda mi documentación y la de mi nena, el dinero que yo me gané laburando y con el que iba a comprar los uniformes para la escuela de mi hija”, expresó la indignada mujer.

Asimismo, agregó que “no solo se llevaron mis pertenencias, me golpearon y me metieron un arma de fuego en mi abdomen delante de mi hija. Tengo que agradecer que no me mataron, ni a mi hija que salió corriendo y se metió en la casa -señaló y se preguntó: ¿Qué está pasando, todo es tan natural, qué tenemos que agradecer, estar vivos, para quiénes son las leyes?, insistió”.

Romina volvió a mencionar: “basta, yo quiero mis derechos porque yo no lastimo a nadie, porque yo laburo para poder tener mis cosas y pagar la educación de mi hija. No es justo tener miedo de salir de tu propia casa para ir a trabajar, no es justo no querer volver a comprarte un vehículo para no volver a pasar por lo mismo”.

Finalmente Guglielmone reconoció el trabajo de los uniformados: “Quiero agradecer a todos los policías de la Comisaría Segunda, sé lo mucho que se están moviendo para ayudarme pero también sé que no todo depende de ellos. Dejemos trabajar a los que quieren hacer las cosas bien. Los derechos son nuestros, no de estas personas que solo nos hacen daño”, concluyó.

MOTO SECUESTRADA

Afortunadamente, desde la Comisaría Segunda se informó que se recuperó la moto Motomel en calles Sargento Cabral y cortada 53. El rodado presentaba pedido de secuestro por supuesto delito de Robo de fecha 15/02/19 en esa dependencia.

El procedimiento se efectuó luego de recibirse un llamado anónimo a la comisaría, alertando sobre la presencia de una persona de sexo masculino a bordo de una motocicleta, que había sido sustraída días atrás. La moto fue hallada detrás de un carro, tapada con una chapa, y no se localizó al ocupante. Se procedió al traslado del rodado para realizar las diligencias de rigor, con conocimiento de la Unidad Fiscal.
El sol

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario