Acto del Programa de Regularización Dominial “Mi Casa”

El programa municipal de regularización dominial “Mi Casa” fue una de las primeras iniciativas que el intendente Enrique Cresto puso en marcha al comenzar su gestión, posibilitando que en los últimos dos años muchas familias pongan en orden la documentación de sus terrenos y viviendas, consolidando definitivamente sus proyectos de un techo propio.

En la continuidad de este programa, Cresto presidió una nueva entrega de actas de adjudicación y mensuras. En la oportunidad, se recordó la figura del dirigente gremial Ramón Dolores Luna, recientemente fallecido. El referente del peronismo local era propietario de uno de los terrenos donde están asentadas varias familias que, gracias a este programa municipal, regularizaron su situación.

En la ocasión, Cresto recordó con emoción a Luna. “Hace un tiempo, el “Ganso” Luna vino a hablar conmigo para que ayudemos a regularizar la situación de unas 15 familias que estaban ocupando un terreno de su propiedad. Él fue una persona honesta, humilde, que nunca se aprovechó de ninguna situación para beneficiarse. Cuando vino a verme me dijo que ese terreno era el único ahorro de su vida y me planteó la situación. Le expliqué que nosotros podíamos pagar un valor determinado por las variables que considera nuestro Instituto de Viviendas, pero que seguramente estaría por debajo de la cotización del mercado, porque así es como cuidamos los recursos de los contribuyentes. El “Ganso” me contestó que lo único que quería es que estas familias tengan la documentación que regularice su situación y pudimos ponernos de acuerdo. Ese gesto de Luna permite que hoy estas familias estén acá recibiendo este papel”, destacó Cresto.

CONSTRUYENDO FUTURO

Más de 30 familias de distintos barrios participaron del acto realizado en los salones de la Dirección de Cultura. Cresto estuvo acompañado por el viceintendente Armando Gay, la presidenta del Instituto Municipal de Tierras y Viviendas Marina Peñaloza, la asesora institucional del municipio María de los Ángeles Petit, la jefa del Departamento de Tierras Marita Rodríguez y los concejales Alberto Armanazqui y Alberto Zadoyko.

El programa Mi Casa permite que familias que hace muchos años se encuentran en situación irregular, “puedan ir pagando ese terreno que ocupan, en cuotas accesibles, pero que se deben comprometer a cumplir para que podamos seguir trabajando en otros barrios, y a los vecinos beneficiarios pensar en un crédito, en una ampliación o cualquier otra decisión que se derive de la posibilidad de contar con un techo propio a través de este proyecto que impulsa el Intendente”, destacó la arquitecta Peñaloza.

Por su parte, Gay puso en relieve la decisión política de Cresto cuando “creó este programa de una profunda justicia social donde cada vecino, con el abono de las cuotas correspondientes, puede ordenar su situación y ayudar a otros. Se ha hecho mucho en este sentido, pero queda mucho por hacer; por eso es importante el compromiso de cada uno en cumplir y hacer cumplir”, concluyó.

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario