Para los productos agroindustriales más sensibles se fijaron cupos y plazos.

La carne vacuna tendrá un cupo de 99.000 toneladas, pero habrá un plazo de cinco años hasta alcanzarlo.

Bruselas (corresponsal).- El acuerdo comercial con la Unión Europea aumenta la apertura de los mercados del viejo continente a los productos agropecuarios del Mercosur.

El texto divide los productos en varias categorías: los que tendrán arancel del 0% desde la entrada en vigor del tratado, los que irán llegando a ese arancel 0% en un período de entre cuatro y diez años y los que entrarán con cuotas.

La Comisión Europea siempre negó que hubiera aumentado la oferta de carne. Bruselas repitió por más de año y medio que la propuesta era de 70.000 toneladas anuales. Clarín había adelantado en enero de 2018 que la oferta europea era en realidad de 99.000 toneladas pero que ese aumento se mantenía en secreto para no soliviantar a los ganaderos europeos durante la negociación.

El trato final incluye las 99.000 toneladas anuales divididas en dos tipos -55% refrigerada y 45% congelada- que entrarán con un arancel de 7,5%. Para llegar al monto total de 99.000 toneladas pasarán seis fases de aumento de la cuota por un período de cinco años. Es una forma de darle gradualidad para ayudar a los ganaderos europeos.

La cuota Hilton -el cupo de cortes de alto valor que ya se envía a Europa- dejará de pagar arancel a la entrada en vigor del acuerdo.

Con cuota y sin arancel entrará también a Europa el vino. Los vinos tendrán un período de adaptación al nuevo sistema de hasta ocho años durante el cual se les irá reduciendo el arancel. Los espumantes pagarán ocho dólares (son unos siete euros al cambio actual, un precio muy competitivo para un espumante) por litro durante 12 años. Al final de ese período podrán venderse a precio libre.

El arroz tendrá una cuota sin arancel de 60.000 toneladas anuales y su aplicación se prolongará por un plazo de seis años, como la carne de ave, que tardará cinco años en poder enviar a Europa sin arancel toda su nueva cuota: 180.000 toneladas anuales. El 50% será deshuesada y el otro 50% en otras presentaciones. La miel también entrará sin cuota alguna tras un período de cinco años y hasta un máximo de 45.000 toneladas al año.

Los exportadores de azúcar serán de los que más rápido obtendrán beneficios del acuerdo. Hasta 180.000 toneladas de azúcar de Mercosur podrá entrar sin cuota alguna a la Unión Europea desde el primer día de aplicación del acuerdo. Hoy día paga 98 euros por tonelada.

El acuerdo debería acabar con la bronca que durante años arrastraron Argentina y la Unión Europea a cuenta de los biodiesel. El etanol para usos químicos tendrá una cuota sin arancel de 450.000 toneladas desde el momento de la entrada en vigor del acuerdo. Otras 200.000 toneladas “para cualquier uso” entrarán en vigor paulatinamente durante cinco años.

El texto del acuerdo también dispone una larga lista de productos que no pagarán arancel desde el día de la entrada en vigor del acuerdo y que tampoco tendrán una cuota para limitar su entrada en Europa. Son la harina de soja y el poroto de soja, aceites de maíz, soja y girasol para uso industrial, despojos comestibles de especies bovina, porcina y ovina, manzanas, peras, duraznos, cerezas y ciruelas, legumbres, frutos secos, pasas y uvas, uva de mesa, maní, infusiones, especias, bebidas con y sin alcohol. Y tres productos de pesca: merluzas, vieras y calamares.

Otra serie de productos podrán entrar sin arancel ni cuota pero sólo a partir de un período que irá desde los cuatro a los diez años. Esos productos son pesca y conservas de pescado; hortalizas, plantas y tubérculos alimenticios, limones, naranjas y mandarinas, frutas finas como arándanos y frutillas, harina de maíz, algodón, aceites vegetales como soja, girasol y maíz, los biodiesel y las preparaciones alimenticias.

También golosinas, mermeladas, jaleas y otras preparaciones a base de frutas, hortalizas en conserva, helados, alimento para mascotas o manteca y demás preparaciones de maní.

En total, la Unión Europea liberaliza el 99% de sus importaciones agrícolas de Mercosur. Y para el 81,7% eliminará totalmente los aranceles de importación. Para el 17,7% se ofrecen cuotas o preferencias fijas.

Los números son apabullantes. El acuerdo comercial, más allá del sector agropecuario, eliminará los aranceles al 93% de las exportaciones de Mercosur a la Unión Europea, un bloque con una renta media per cápita de 34.000 dólares. La UE liberaliza cerca del 100% de su comercio de productos industriales (Mercosur el 90%).
Clarín

Dejá tu opinión o comentario