Una empresa del Grupo Macri tiene una deuda millonaria con AFIP

Mauricio Macri sumó una nueva preocupación de parte de la Justicia, luego de la citación a indagatoria Francesco Raúl Macri y a Gianfranco Macri en la causa de los cuadernos de las coimas, es que el Tribunal Fiscal determinó que una empresa que integró el Presidente hasta 2016 tiene una deuda millonaria con la Administración Federal de Ingresos Públicos.

La Sala D del Tribunal que integran los jueces Edith Gómez, Agustina O’Donnell y Daniel Martín, según consigna el diario La Nación, rechazaron una apelación de Yacilec, firma cuyos accionistas son Sideco Americana, de los Macri, Enel, Electroingenería, Impregilo y Sistranyac, entre otros, las cuales tienen a cargo el transporte de energía desde Yaciretá.

La AFIP reclama a Yacilec una deuda de $ 6,9 millones en concepto del impuesto a las Ganancias de 1998 a 2000 y 2002, además de los intereses. A ese número se suma una multa por $ 4,8 millones, junto a otro reclamo por $ 1,7 millones por el período fiscal de 2001, intereses y otra multa por $ 1,2 millones.

La suma total podría superar los $ 46 millones contra la empresa en la que Macri mantuvo el 5,33% de las acciones hasta febrero de 2016, cuando ya en ejercicio de la Presidencia de la Nación las cedió al holding de la familia.
Baja de tasas y tarifas y estímulos para exportar, el plan reactivador de la UIA.

Desde Yacilec argumentan que el reclamo millonario de AFIP está mal calculado. Sin embargo, el Tribunal le dio la razón al organismo recaudador basado en un fallo de la Corte Suprema de Justicia sobre el plazo aplicable a la amortización de las obras, bienes en uso por parte de una empresa concesionaria de un servicio público.

Ahora, la empresa que integra el Grupo Macri puede aceptar la decisión judicial sobre la deuda millonaria, o bien iniciar un reclamo sobre los períodos fiscales donde aún regía la convertibilidad entre el peso y el dólar, o apelar ante la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal y llevarlo hasta la instancia de la Corte.
Clarin

Dejá tu opinión o comentario