Afirman que Moreno no declaró una misteriosa empresa, que armó con su mujer y 5 ex funcionarios

La habría fundado después de dejar su cargo como Secretario de Comercio en 2014, pero no aparece en su declaración ante la Oficina

El ex secretario de Comercio Guillermo Moreno creó una compañía hace dos años, pero no lo habría informado en sus declaraciones juradas.

Una investigación del sitio #BORDER de la periodista María Julia Oliván revela que Moreno habría armado una empresa de inversiones, junto con su mujer y cinco ex funcionarios de su máxima confianza.

La firma escondería detalles sospechosos ya que no tendría oficinas visibles, el domicilio coincide con un empresario amigo, los socios estuvieron involucrados en escándalos, uno de ellos fue parte de la “barra” del Indec y la sociedad tiene un sugestivo nombre en alemán, que significa “país extranjero”.

El punto más controvertido es que Moreno no declaró a esa empresa. A pesar de que la creó hace dos años -en el 2014-, no la informó en sus declaraciones juradas ante la Oficina Anticorrupción. Y este incumplimiento podría traerle problemas ya que si la omisión de bienes fue “maliciosa” -si lo hizo a propósito- habría un delito.

Desde Italia y con nombre alemán
Moreno armó la empresa después de renunciar como secretario de Comercio. Según el estatuto de creación, indicó #BORDER, la fecha exacta fue el 19 de mayo del 2014, apenas cinco meses luego de dejar el cargo.

La sociedad se inscribió en Argentina, pero existen dos detalles que la conectan con el extranjero:

1. En ese momento, Guillermo Moreno estaba radicado en Italia. Tres meses antes -en febrero de 2014- había aterrizado en Roma y desembarcado como “agregado comercial” de la embajada en esa ciudad, el lugar que eligió para su exilio político.

2. Bautizó a la empresa con un nombre foráneo, Ausland Sociedad Anónima. La palabra “Ausland” pertenece al idioma alemán. Y no solamente está en una lengua extranjera, sino que traducido al español, el vocablo significa -literalmente- “exterior”, “extranjero” o “país extranjero”.

Inversora todoterreno
El nombre completo es “Inversora Ausland S.A.”. En el mismo estatuto, el ex Secretario consignó que la sociedad tiene un capital inicial de $100.000 y abrió la posibilidad de realizar “todo tipo de inversiones”.

Asimismo, mencionó uno por uno todos los rubros: muebles, inmuebles, acciones, bonos, empresas. En la práctica, esto significa que puede hacer una amplia variedad de negocios. Por ejemplo, poner a nombre de esa compañía una propiedad, una casa o un vehículo. O también usarla como una intermediaria para ser dueño de otras empresas. Otro detalle para tener en cuenta: Moreno aclaró que podrá invertir en bienes “tanto nacionales como extranjeros”, agregó el mencionado sitio.

Socios
En este emprendimiento, Moreno tiene como socios a su mujer y cinco ex funcionarios de su máxima confianza. Todos le reportaron de manera fiel en el Gobierno, y la mayoría estuvieron involucrados en denuncias o escándalos:

– Marta Cascales: Esposa y presidenta de la empresa
Se hizo conocida por agredir a la esposa de un empresario rural. Ex directora en empresas estatales Enarsa y Arsat. Certificó a la constructora de Sergio Shocklender y asesoró en negocios con Venezuela. Ya se había asociado antes con Moreno, en una consultora llamada AFFA.

– Pablo Cerioli: Ex subsecretario de Comercio
Mano derecha de Moreno y su hombre más importante en el Gobierno. También fue director estatal en Papel Prensa, donde participó en violentas discusiones con la empresa. Hoy sigue trabajando para su jefe, en la campaña para las elecciones internas del PJ.

– Rubén Zampino: Ex funcionario del INDEC
Integrante de la agrupación política de Moreno, “Pueblo Peronista”. Conduce una unidad básica en San Telmo. Fue funcionario del INDEC y también acusado de coordinar una “patota”, que intimidaba a los empleados del organismo.

– Eduardo Gallo: Ex síndico adjunto de la SIGEN
Ex número dos en la Sindicatura General de la Nación, el organismo de control más importante del Poder Ejecutivo. Mantenía y todavía sostiene una excelente relación con Moreno.

– Carlos Cancelli y Oscar Carreras: Ex colaboradores de la Secretaría de Comercio
Asesoraban en asuntos técnicos y realizaban informes económicos. Carreras puso dinero a la campaña electoral de Martín Insaurralde. Sobre Cancelli, Moreno dice públicamente que es parte de su “Guardia de Hierro”.

Un domicilio insólito
En los papeles, la dirección legal de la compañía está en un antiguo departamento del centro porteño: calle Perú 89, tercer piso. Sin embargo, en dicho lugar está la sede de la “Cámara de Industriales Panaderos de la Ciudad de Buenos Aires” (CIPCBA).

El líder de los panaderos porteños es José Álvarez, un dirigente empresario que mantuvo una excelente relación con Moreno. Juntos lanzaron una especie de “Pan Cuidado” más barato, para contener la inflación. Estuvo en el acto público de despedida del ex Secretario, le agradeció por sus servicios y lo elogió como “un patriota honesto”.

Omisión de bienes… ¿y delito?
Moreno no declaró su emprendimiento ante la Oficina Anticorrupción, a pesar de que lo creó hace casi dos años y de que estaba expresamente obligado a hacerlo.

La Ley de Ética Pública -y modificatorias- exige a los funcionarios informar su patrimonio todos los años. Deben presentar una declaración jurada ante la Oficina Anticorrupción, con todos los datos sobre sus bienes. Por supuesto, eso incluye cualquier sociedad con fines de lucro.

Sin embargo, Moreno no cumplió con esa exigencia. Su última declaración disponible corresponde al 2014, el mismo año en donde armó la compañía. Ahí declaró un patrimonio superior a los cuatro millones de pesos. Pero en el rubro “empresas” no mencionó a la Inversora Ausland: solamente puso el CUIT personal que utiliza para su otro negocio, una antigua ferretería de venta al por mayor.

Este incumplimiento que revela el sitio #BORDER podría poner en problemas al ex funcionario. Según el artículo 268 del Código Penal, si una omisión de bienes fue “maliciosa” -a propósito- estamos en presencia de un delito. ¿El castigo? Hasta dos años de prisión y la inhabilitación especial perpetua para ocupar cargos públicos.
iprofecional

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario