ALMACENEROS ADVIRTIERON ESPECULACIÓN Y SUBAS DEL 20% PROMEDIO EN ALIMENTOS

También se incrementaron los productos panificados hasta casi 40%, tal el caso de las facturas

Los empresarios, ante una eventual devaluación, ya incrementaron los precios de numerosos productos, en una clara señal de “especulación” respecto a las medidas que tomará el presidente electo Mauricio Macri respecto a la unificación del mercado cambiario y a la devaluación del peso.

Germán Romero, del Centro de Almaceneros de Córdoba, explicó que los aumentos recibidos desde el jueves pasado promedian el 20%. “Lo habitual que es que a fin de año se reciben ajustes del orden del 6 o 7%, y si se suma la última suba de los combustibles, llegarían al 10%; pero las listas vienen con el doble de lo que deberían”, comentó el directivo en diálogo con LA MAÑANA.

“Son abusos de las empresas, especialmente de las multinacionales. Si se concreta la devaluación van a volver a aumentar sobre las últimas alzas y sino no sucede, no van a retrotraer los valores. Ni siquiera es un aumento preventivo”, afirmó Romero; al tiempo que añadió que esto ataca al consumidor y al pequeño comerciante.

En ese marco, consideró que “no hay árbitros ni controles y los empresarios encontraron la excusa justa porque un gobierno está en retirada y el otro aún no asumió”. Además de los ajustes, las grandes superficies comenzaron a limitar la cantidad de unidades de productos básicos como aceites, azúcar y yerba y al mismo tiempo, se ven menos artículos del plan Precios Cuidados; programa que continuará por seis meses más, según anunciaron las futuras autoridades nacionales. En ese caso, también especulan que habrá incrementos y una actualización de los precios de los productos de ese programa.

“No hay motivos para aplicar semejante suba, ya están cerradas las paritarias y la materia prima no registró incrementos considerables”, coincidieron varios referentes del sector de alimentos de la provincia.

De acuerdo a las estimaciones del Centro de Almaceneros, en los 11 meses del año el alza se ubica en torno al 28,5% promedio.

Por su parte, los supermercadistas estaban reunidos al cierre de esta edición a fin de “resistir” las nuevas listas de precios.

“Algunos aducen que hubo incrementos en costos, pero nosotros tratamos de trabajar en pos del consumidor, defendiendo el bolsillo de la gente. El supermercado es un eslabón más de la cadena, no es formador de precios; nosotros recibimos una lista y dependemos de ella”, dijo Víctor Parpaceli, de la Cámara de Supermercados y Autoservicios de Córdoba (Casac). En declaraciones radiales, sentenció que la idea conjunta es buscar alternativas. “Habría que ver si cuando recibimos una lista así la rechazamos, o negociar para que los incrementos sean menores. Lo que no queremos es abusarnos del consumidor”, sentenció. En ese sentido marcó el deseo de “colaborar para frenar el avance de listas indiscriminadas”.

Entre algunos de los aumentos, el comerciante manifestó que las bebidas están registrando un aumento de alrededor del 20%, el pan 15% y la carne 10%.

· PANIFICADOS, POR LAS NUBES

A principios del mes pasado (antes del balotaje), los molinos subieron el precio de la harina a la espera de una devaluación con el nuevo Gobierno. El precio de la harina se venía ajustando a un dólar promedio entre el oficial ($ 9,60) y el blue ($ 15), pero decidieron “sincerar” el valor y eso se tradujo en un alza de entre 20 y 30%. Gran parte de las panaderías tradujeron ayer esa cifra a los productos panificados, pero en algunos casos llegan hasta el 40%. En varias panaderías del centro de la capital provincial las facturas pasaron de $ 4 a $ 5,50%; es decir, un 37,5%; superando el ajuste de los harineros.
La Mañana

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario