Anticipan la vuelta del plan Alconafta, un buen anuncio para los cañeros del NOA

El reflotamiento del Plan Alconafta permitirá un despegue del sector azucarero en todas las provincias del NOA

Un buen anuncio para los cañeros del NOA: Anticipan la vuelta del plan Alconafta

Salta.- La posibilidad de poner en marcha nuevamente el plan Alconafta frenado por el peronismo en los años 90, puso una luz de esperanza a la industria azucarera del NOA.

Este proyecto está incluido dentro del denominado Plan Belgrano, que dirige el tucumano José Cano. El coordinador del Plan Belgrano para el NEA-NOA, explicó que el objetivo es recuperar la rentabilidad de una actividad de la que dependen miles de familias.

“La producción de energía en base a la caña es la única alternativa para darle viabilidad al mercado. La idea es incorporar a los que están fuera del programa bioetanol y que tengan participación en esos dos puntos, tanto ingenios sin cupo de entrega como productores cañeros, en especial”, explicó Cano quien de esta forma se refería al proyecto del Ministerio de Energía y Minería Nacional, que busca incrementar de un 10% a un 12% del corte de alcohol, una medida reclamada para salir de la crisis actual por toda la industria azucarera del NOA.

La industria azucarera atraviesa un estado de “quebranto” debido al derrumbe del precio interno de la bolsa de azúcar de 50 kilos y la baja demanda internacional, situación que es más compleja para los ingenios que no están dentro del plan de biocombustibles, que son sólo 5 de los 15 ingenios.

Los que están dentro del plan reciben más de $ 300 por la bolsa, mientras que una fábrica “azucarera” recibe menos de $ 200.

El texto normativo, que contemplará el esquema técnico del aumento del corte de alcohol en las naftas, es elaborado ya en la cartera de energía, y será anunciado antes de fin de año por el presidente Mauricio Macri, acompañado por los gobernadores Juan Manzur (Tucumán), Juan Manuel Urtubey (Salta) y Gerardo Morales (Jujuy).

Tucumán fue pionera en el mundo en el desarrollo de los biocombustibles y en desarrollo de alconaftas. En 1978, el gobernador de facto de Tucumán Lino Domingo Montiel Forzano inició las acciones destinadas a imponer el uso del alcohol en mezclas con naftas.

Para 1988 se habían incrementado las ventas de alcohol en un 122% respecto al promedio histórico de los 10 años anteriores al de su lanzamiento en 1981.

Poco tiempo después Brasil comenzó con la producción de alcohol para usarlo de combustibles en los automóviles nafteros, política que mantuvo hasta la actualidad, lo que le permitió hacer crecer su alicaída industria azucarera y redujo drásticamente la importación de petróleo.

En Argentina, el gobierno justicialista de Carlos Saúl Menem lo desactivó a pedido de las firmas petroleras de Estados Unidos y frenó el desarrollo propio de combustibles alternativos, campo en que Argentina fue pionera.

En julio de 2013, la ex presidente, Cristina Fernández de Kirchner, anunció en Tucumán que lanzaría nuevamente el plan alconafta, que venían solicitando desde hace años los cañeros del NOA, pero sólo quedó en un anuncio para un acto.
El Intransigente

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario