Apareció un ejército de ñoquis en la Entidad Binacional Yacyretá

Los trabajadores de la sede que la represa tiene en Posadas denunciaron que se trata de agentes que cobran sueldos siderales y son parte de la estructura política del FPV, pero que no prestaban servicios. Entre ellos habría correntinos.

Empleados de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) denunciaron que, tras la jura del nuevo presidente de la Nación, Mauricio Macri, unos 200 agentes que no concurrían a trabajar se hicieron presentes en las oficinas que tiene la represa en Posadas, capital de Misiones.
Estos agentes cobraban abultados salarios pero no prestaban servicio en ninguna de las reparticiones que tiene la EBY, durante el tiempo que estuvo como director ejecutivo argentino el polémico y ultrakirchnerista Oscar Thomas. Sí, el mismo que había agraviado al pueblo de Corrientes al decir que los correntinos se dedicaron a pescar mojarras, tomar tereré bajo un árbol y a dormir la siesta, viendo pasar la historia, les pagaba a 200 misioneros salarios siderales por el simple hecho de estar alineados al régimen kirchnerista.

La sorpresiva presencia de estos agentes, denominados comúnmente como “ñoquis”, generó malestar en los trabajadores que cumplen con yugo diario, quienes iniciaron un escrache en las oficinas de la sede Posadas.

La aparición sorpresiva tiene que ver con los cambios que se dieron en la EBY, donde el misionero Humberto Schiavoni asumirá como nuevo titular argentino en el directorio de la represa. Schiavoni deberá lidiar con este ejército de designados por el kirchnerismo, que yacireta_1-696x390usaron la EBY como caja política, para sostener gran parte de la estructura política de su espacio en el NEA.
La información asegura que se trata de familiares y parejas de reconocidas figuras políticas de Misiones, pero también es cierto que hay muchos correntinos que habrían usufructuado los beneficios de Yacyretá por estar afiliados al Partido Justicialista (PJ) y levantar las banderas del Frente para Victoria (FPV).

Sin ir más lejos, el intendente de Ituzaingó, Oscar Piñón, sigue siendo empleado de la entidad y seguiría cobrando su salario como tal, ya que triplicaría su dieta como jefe comunal.

Tras la derrota de Carlos Mauricio Camau Espínola en 2013, a manos del gobernador Ricardo Colombi, se había deslizado la posibilidad que el exmedallista olímpico desembarcaría en la EBY junto a su séquito para refugiarse y de allí rearmarse y refugiar la tropa hasta la próxima batalla electoral. Pero evidentemente los cupos políticos para los kirchneristas correntinos ya estaban ocupados por el personal político de Thomas.
Camau tuvo que conformarse con la Secretaría de Deporte, lejos de Corrientes y con la obligación de mostrar gestión. Finalmente ello no ocurrió y su paso por este estamento nacional dejó grandes irregularidades que tendrían grandes costos para el deporte nacional. Es que la Argentina, hoy por hoy, incumple con los códigos internacionales de antidopaje y esto desnudó una serie de anormalidades en la Secretaría de Deporte de la Nación (SDN), que presidía el ahora senador nacional por Corrientes.

La indignación de verdaderos trabajadores continúa en alza ante la aparición de este personal política que busca acomodarse con la nueva gestión y pasar desapercibido.
LA RED PUBLICA

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario