Se llevaron ollas, una procesadora, 200 platos nuevos, vasos y hasta cubiertos. Más de 500 chicos se vieron perjudicados por la situación.

La responsable del comedor de la Escuela Nº 4 «M. J. Lavardén», Ana González, expresó con preocupación el accionar de los delincuentes durante el fin de semana. Entraron al patio de la escuela y también por una ventana a la cocina, para llevarse todo lo que encontraron y hasta tuvieron el tiempo de seleccionar, cargando lo más nuevo.

«Robaron utensilios, ollas, unos 200 platos nuevos, solo los viejos dejaron, vasos, cubiertos y hasta la procesadora», detalló.

Los perjudicados son más de 500 chicos, quienes este lunes, tanto en el desayuno como en la merienda recibieron yogurt con cereales y de almuerzo se llevaron un sándwich de fiambre.
Fuente: Diario El Sol

Dejá tu opinión o comentario

Gely Aquino Gely Aquino dice:

Gente desgraciada…. seguro q hasta sus familiares comian en la escuela.