Bonadio órdena a la metropolitana el allanamiento del Banco Central

Según trascendió, intentan dar con los contratos abiertos por las operaciones en ese mercado, saber quiénes compraron y cuánto fue el monto de las operaciones bajo esa modalidad.

Allanamiento al Central: el Banco cuestionó la decisión y aseguró que ya había enviado la información

La Policía Metropolitana allanó este mediodía la sede del Banco Central por orden del juez Claudio Bonadio, en busca de documentación en la investigación contra el jefe de la entidad, Alejandro Vanoli, por presunta defraudación a la administración pública por el volumen de ventas que realizó la entidad monetaria en el mercado de futuros.

Según fuentes judiciales citadas por la agencia Noticias Argentinas, el juez buscaba encontrar los contratos abiertos por las operaciones de venta de dólares a futuro, saber quiénes compraron y cuánto fue el monto de las operaciones bajo esa modalidad.

Los efectivos de la Metropolitana buscaban también documentación de la Subgerencia Operativa de la autoridad monetaria.

Los allanamientos fueron dispuestos luego que el Banco Central aportara documentación sobre cómo se hacían ese tipo de operaciones. Es justamente este argumento el que utilizó la entidad monetaria para criticar la decisión de Bonadio, ya que, de acuerdo a un comunicado, la información que buscó el juez de manera compulsiva ya había sido remitida.

En los últimos días, el fiscal federal Eduardo Taiano imputó a Vanoli en esta causa, que luego del allanamiento suma nuevos elementos.

Con las ventas que investiga la Justicia, Vanoli intentó bajar las expectativas de inflación: con mayor oferta, pisaba el precio de las posiciones en dólares para los próximos meses.

Pero los diputados Federico Pinedo y Mario Negri, del PRO y la UCR, entendieron que la maniobra implicaba un grave riesgo patrimonial para el Banco Central y denunciaron a Vanoli en la Justicia.

En la denuncia, los diputados advirtieron que el BCRA tendría contratos a futuro abiertos, es decir, pendientes de ejecución, por más de 16 mil millones de dólares -hoy la cifra rondaría los u$s 20.000 millones-, lo que causaría un “perjuicio patrimonial muy grave”.

“El BCRA está vendiendo a futuro dólares a un precio aproximado de $10,65, cuando podría hacerlo sin dificultad a un valor aproximado de $14 o $15, que es el precio del mercado de Nueva York para ventas de futuros”, argumentaron en la presentación.
Cronista

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario