Bordet habló sobre CAFESG, la reconstrucción del PJ y los funcionarios investigados

El gobernador Gustavo Bordet, en una larga entrevista con la página colega del Entre Ríos.com, habló de sobreprecios en la obra pública, la asfixia de CAFESG, la crisis de El Diario, Urribarri, el gobierno nacional, la reconstrucción del PJ, los funcionarios investigados, el Hotel Ayuí y la Caja de Jubilaciones.

En una hora y media de un diálogo a fondo con tres periodistas de El Entre Ríos (Guillermo Acosta, Oscar Londero y Osvaldo Bodean), las reacciones del mandatario fueron las típicas del pescador, cuidando celosamente el equilibrio de sus reacciones, manejando los tiempos, tal vez para no apurarse a tirar del anzuelo.

Lo que Bordet calló quizá sea tan relevante como lo que dijo; lo implícito aún más potente que lo explícito.

Pero hay otras palabras que omitió: “corrupción”, “herencia”. También eludió los nombres propios. Jamás dijo “Cristina Kirchner”. Tampoco “Mauricio Macri”. Sólo habló de “Sergio Urribarri” cuando se le preguntó sobre su vínculo con él.

Como buen contador, confesó sus desvelos por lograr el “equilibrio fiscal y financiero”. Lo que no confesó es que hay otro equilibrio que tal vez lo desvele aún más: el “político”. Algo así como intentar ser distinto, gestar un espacio de poder propio, pero sin romper lanzas con su predecesor.
El nuevo sistema de licitación de la obra pública
No disimuló su satisfacción al hablar de “un sistema licitatorio nuevo para la obra pública, que es online”. “La primera obra que licitamos -contó- fue la de la Defensa Sur de Concordia, con un presupuesto de 128 millones de pesos. La empresa que se la adjudicó fue por $110 millones. Yo creo que hace muchísimos años en Entre Ríos que una empresa no cotiza por debajo del presupuesto oficial”.

Pero de la euforia pasó enseguida a la extrema cautela, cuando una pregunta pareció obligarlo a admitir que hubo sobreprecios en el pasado reciente.

El Entre Ríos: – ¿A qué atribuye esa reducción en los presupuestos que manejan las empresas para la obra pública?

Bordet: – Cambian muchas cuestiones. Cambia el hecho, primero, que hoy la obra pública que se licita no es la que se hacía anteriormente. Yo no voy a licitar una obra pública si no tengo el respaldo presupuestario, eso está claro.

El Entre Ríos: – ¿Antes se hacía así?

Bordet: – No, antes había muchos convenios entre Nación y Provincia y era otra la mecánica. Hoy, claramente, hay otra forma de llevar adelante la obra pública inclusive con un decreto de redeterminación de precios que acaba de emitir el Gobierno Nacional. Fue un D.N.U. ratificado por una Bicameral del Congreso, al que nosotros estamos adhiriendo para tener un mismo lineamiento en cuanto a las redeterminaciones de precios y no tener redeterminaciones distintas entre Nación y Provincia”.

Siempre evitando toda crítica directa a las licitaciones de su predecesor, recurrió a frases como “Hay un tiempo diferente y creo que esto hace a que las empresas que por ahí tenían otro margen y hoy tienen menos margen”. O esta otra: “Cuando se licite una obra, que se haga con la previsibilidad de lo que va a demandar su ejecución en el plazo estipulado”. O esta: “tenemos que establecer reglas nuevas. La sociedad va buscando nuevas metodologías y nuevas mecánicas”.
La “sintonía” con el gobierno nacional
Otra vez tuvo que hacer gala del equilibrio para referirse a su vínculo con la gestión de Mauricio Macri, a quien nunca mencionó.

“Hay una sintonía que se da en el marco de las gestiones que yo considero que es importante”, dijo. “Muy importante”, remarcó. “En 6 meses hemos avanzado muchísimo. Diría, hemos resuelto cosas que llevaron años resolver en Argentina”. Pero marcó la cancha y los tiempos: “Uno puede tener una visión política diferente; sin dudas, en algún momento, cuando haya un proceso eleccionario, se explicitará”.
La relación con la prensa y la crisis de El Diario
El contraste con el pasado volvió a sobrevolar la entrevista cuando se le preguntó por su vínculo con los medios.

“Nosotros no interferimos en las líneas editoriales. Somos muy respetuosos del pensamiento que pueda tener cada medio, la línea, inclusive el pensamiento individual que cada periodista pueda plantear”, dijo. Y para que las diferencias se hicieran aún más notorias, agregó: “No usamos para nada la pauta publicitaria como un elemento de sujeción a una determinada línea editorial pública, si vale el término”.

El Entre Ríos: – ¿Cómo está observando Usted la crisis de algunos medios y cuál entiende que sería el rol del Estado? Caso puntual y más relevante: El Diario de Paraná.

Bordet: – Hay que encontrar los mecanismos de salvataje que sean genuinos.

El Entre Ríos: – Cuando dice ‘genuinos’, ¿a qué se refiere?

Bordet: – Empresariales. Que no sea un aporte desde el Estado. Sí, seguimos con atención todo el proceso, porque son muchas fuentes de trabajo, más de 70, 80 empleados que trabajan en El Diario. Y además, también, es un medio que tiene más de 100 años. Nosotros no queremos que desaparezca. Queremos que exista.

Pero además, hay medios centenarios en muchos lugares de la provincia: en Concordia, Colón, Gualeguaychú, Gualeguay, etc. Medios que estamos orgullosos de que existan, porque hay una tradición, independientemente de que nos gusten o no nos gusten su línea editorial. Están y queremos que sigan estando, porque forman parte de la cultura de cada ciudad, de cada pueblo. Lo que esté a nuestro alcance para poder evitar que un medio cierre, lo haremos. Pero sin interferencias en las líneas editoriales.

El Entre Ríos: – ¿Está en sus planes propiciar proyectos de ley para regular la publicidad oficial y de acceso a la información pública?

Bordet: – Todavía no lo estamos trabajando pero no lo descartamos. Dentro de las tareas que nos propusimos para mejorar la calidad administrativa del Estado está tener una página que suministre y de información, sobre el gobernador y hasta el empleado más nuevo en la administración provincial, con publicación de sueldos online, por ejemplo.
El vínculo con Sergio Urribarri
Gustavo Bordet está sentado en una de las cabeceras de la amplia mesa del Salón de Acuerdos de la Casa de Gobierno. En el respaldo del señorial sillón, el escudo de Entre Ríos. A su espalda, un cuadro de Francisco Ramírez. A su derecha, otro de Justo José de Urquiza. Delante, José Gervasio Artigas.

En un extremo de la sala, sobre una pequeña mesa, un antiquísima Biblia. Tan antigua como descuadernada.

Por paradójico que parezca, en un salón con tanta historia, el actual gobernador esquiva hablar del pasado. Sobre todo, del pasado reciente. Sólo mencionará a su predecesor cuando una pregunta no le deja alternativas. Bordet recibi a Urribarri Fue en la misma semana que allanaron propiedades del cuado del ex gobernador Foto: Bordet recibió a Urribarri. Fue en la misma semana que allanaron propiedades del cuñado del ex gobernador.

El Entre Ríos: – ¿Cuán frecuentes son sus diálogos con Sergio Urribarri? ¿Cómo es su vínculo con su predecesor, no en su condición de Diputado sino en lo humano y político?

Bordet: – Tenemos una buena relación y un vínculo frecuente. Pero además uno no puede extrapolar que es el presidente de la Cámara de Diputados y que eso hace al funcionamiento de las instituciones republicanas en la provincia. Necesariamente tenemos un diálogo fluido y un acompañamiento expreso en todas las iniciativas que hemos enviado desde el Poder Ejecutivo al Legislativo y también un acompañamiento en el Congreso Nacional, con algunas leyes que nosotros consideramos que eran claves para el futuro de la provincia. Como por ejemplo, el acuerdo con los holdouts.

El Entre Ríos: – ¿Le sorprendió que Urribarri no se quede a la inauguración del Museo en la Casa de Gobierno?

Bordet: – No, porque me llamó y me manifestó que tenía un problema de salud su mujer y que por eso no iba a poder estar. Pero yo vi con mucho beneplácito que puedan estar otros ex gobernadores, porque hay que tener una actitud convocante. También invitamos a la viuda del Doctor Montiel. No pudo venir pero vino su hijo. Creo que son tiempos en los que hay que trabajar fuertemente en la búsqueda de consensos y en entender y ver el pasado y la historia reciente, incluso la historia lejana también, no con una visión sesgada o de un posicionamiento taxativo. Creo que hay que verlo y entenderlo con sus avatares, con sus idas y venidas, marchas y contra marchas, y de ahí poder entender que hay que tomar siempre lo mejor de cada etapa para poder hacer una buena gestión.

El Entre Ríos: – ¿Por qué no aceptó contratar a la empresa Relcat para la supuesta mejora de la recaudación?

Bordet: – Tengo la convicción de que a la política de ingresos públicos debe manejarla el Estado. Eso es indelegable. No puede delegarse a un tercero.

Ahora, la situación catastral de la provincia es muy mala. . Yo he sido intendente y le puedo asegurar que los datos catastrales que hay en Concordia no los tiene la provincia de Entre Ríos y así pasa con varios municipios.

Hay que trabajar en una buena base de actualización de datos, que veremos cómo lo hacemos. Y esto no significa que hay que concesionar ni atar a convenios la recaudación.
La “reconstrucción” del peronismo y la vuelta de los que se fueron
Lo implícito, lo que omitió decir pero dejó entrever, adquirió particular fuerza en el mensaje de Bordet cuando se le preguntó por el presente y el futuro del peronismo.

“Entiendo que el peronismo está en la etapa de la reconstrucción, donde hoy no aparece ningún liderazgo claro”, sentenció. Sutil manera de sugerir que los liderazgos anteriores, tanto a nivel nacional como provincial, están vencidos.

“El peronismo siempre ha necesitado un liderazgo de referencia. Hoy no aparece, no asoma, lo cual no quiere decir que esto en el futuro no se dé. Ahora, esta reconstrucción tiene que ser claramente superadora de la etapa anterior. Nosotros entendemos que hay etapas que están terminadas y hay otras nuevas que comienzan”, insistió.

“Creo que esta etapa es superadora en el peronismo. Tiene que serlo por elecciones internas. Tiene que haber una tamización entre los dirigentes para llegar a un encuentro y ver quiénes nos van a representar mejor en las listas”. El presidente del PJ entrerriano afirm que habr internas de cara a las legislativas del prximo ao Foto: El presidente del PJ entrerriano afirmó que habrá internas de cara a las legislativas del próximo año.

El Entre Ríos: – ¿Quiere decir que sí o sí habrá internas para definir la lista en las legislativas de 2017?

Bordet: – Tiene que haber internas, para que quienes resulten electos tengan la legitimidad del proceso electoral previo a la conformación de la lista. Salvo que haya un amplio consenso.

El Entre Ríos: – ¿Imagina internas que incluyan también al peronismo que se fue del partido, el caso de Busti, por ejemplo?

Bordet: – Tiene y debe ser así. Por distintos motivos, el peronismo fue dejando en el camino dirigentes que optaron por buscar otros horizontes. El peronismo fue un movimiento, más que un partido. Es un movimiento que siempre ha sido incluyente, nunca fue de exclusión, y en los últimos tiempos hemos excluido a muchos dirigentes. Yo creo que hay que retomar esa cuestión movimientista de poder incorporar a quienes alguna vez se fueron y que tenemos un pensamiento común y que podamos resolver todo en elecciones internas.

Yo conversé con todos. Hablé con Busti, con Maya, con Moine, con muchos dirigentes, con todos, con dirigentes de otros partidos también hablo. Hablo con dirigentes del gobierno y hablo de política también, porque es importante tener un espacio de compartir o no una visión política. Pero hay que tener una apertura.
El “bache financiero”
No hace falta ser un observador muy atento para descubrir que Bordet se siente cómodo hablando de economía. No sólo eso. Aunque el escenario presente es difícil, el hombre es optimista.

En un breve intervalo, con las cámaras y los grabadores apagados, llegó incluso a ponerle números precisos a la encrucijada que atraviesa Entre Ríos.

“El principal desafío que tenemos como gestión es lograr un equilibrio fiscal y financiero. Hoy la provincia tiene un problema financiero. No tiene un problema económico. Tiene un problema financiero que es grave”, dijo, y, de inmediato, como si en este tramo de la entrevista fuera también su propio entrevistador, se preguntó: “¿Cómo cubrimos ese bache financiero que tenemos?”

“Primero, aumentando la base tributaria. Es decir, haciendo que quienes deberían pagar y no pagan, efectivamente lo hagan. Por otro lado, con la consecución de los 15 puntos de coparticipación del acuerdo que firmamos con Nación. Por otro, un convenio que siempre existió con las cajas de jubilaciones para reconocer el déficit en la parte que le toca a la provincia”.

Sobre el nuevo pacto con el gobierno de Macri, Gustavo Bordet no disimuló su beneplácito: “Es la primera vez que se firma un pacto para recibir recursos y no para cederlos”.

“Aproximadamente, nosotros vamos a terminar el año con un déficit de 4.500 millones de pesos. El 15%, si lo estuviéramos recibiendo a pleno, son 3.650 millones. El convenio con la Caja de Jubilaciones, si nos dan un 50%, son 1200 millones de pesos. Es decir, alcanzaríamos el equilibrio”, precisó.

Pero la restitución de los 15 puntos recién será plena promediando su gestión. Mientras tanto, Gustavo Bordet apuesta al financiamiento externo. “Es la primera vez que la provincia va a emitir un título internacional. De ese título, el 16 % va destinado a los municipios, para hacer obras de infraestructura y equipamiento”, resaltó.
El sistema jubilatorio “tiene muchas falencias”
“El 82% está garantizado. Existen derechos que son adquiridos y que nosotros no los vamos a conculcar, de ninguna manera. Pero también hay que entender que acá hay que revisar el sistema jubilatorio, que tiene muchas falencias y muchas deficiencias”, admitió Gustavo Bordet.

Cuando se le pidió que precisara cuáles serían las “cuestiones” a revisar, sólo atinó a responder que “son más bien sectoriales, por sectores. Hay instancias que son abusivas en el régimen jubilatorio que habrá que verlas y modificarlas, pero nosotros hoy estamos analizando esa situación”.

“Hay que revisar o tener correcciones y lo vamos a hacer buscando consensos con todas las organizaciones gremiales”, aclaró.
CAFESG, con dinero sólo para sueldos
El Entre Ríos: – ¿Habrá actualización de la tarifa que se le abona a Salto Grande por la energía y de la que dependen los excedentes que administra la CAFESG?

Gustavo Bordet: – Está congelada desde hace 12 años. Tenemos que encontrar una solución porque, además, la Represa de Salto Grande, como Comisión Técnica Mixta, tampoco va a poder funcionar.

Esta es una situación con que nos encontramos cuando asumimos como gobierno y que se encontró el gobierno nacional cuando asumió. No es una cuestión que se le ocurrió a alguna de las dos gestiones. Acá hay perjuicios que son mutuos.

Bordet explicó que un equipo encabezado por un experto se había encargado de elaborar la propuesta que elevó al Ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren.

“Hoy en CAFESG está garantizado nada más que el pago de sueldos hasta fin de año”, deslizó, dando a entender que se ha llegado a una situación límite. Pero se mostró seguro de que habrá una solución. “Hay una expectativa favorable”, dijo. “También hubo gestos positivos. Se debían 60 millones de pesos que fueron abonados, fueron pagados. Entonces, hoy estamos al día. Creo que hay gestos que nos llevan a pensar que estamos cerca de una resolución”.
El Hotel Ayuí en un “limbo jurídico”
La tarifa no es el único asunto a resolver en la relación con la Represa de Salto Grande. También está en carpeta el emblemático Hotel Ayuí, donde conviven, por extraño que parezca, una empresa que paga los sueldos de los empleados y un allegado al expresidente de la CODESAL (Corporación para el Desarrollo del Lago de Salto Grande), Luis Mazurier, que factura los servicios de alojamiento y gastronomía. Semejante anomalía es investigada por la Justicia en los tribunales de Concordia.

El Entre Ríos: – ¿De quién depende jurídicamente el Hotel Ayuí? ¿Quién tiene el poder concedente?

Bordet: – Hay una situación realmente confusa. Lo estuve conversando con el presidente de la CTM, estuvimos charlando sobre el tema y hay una situación que no quedó resuelta. Hay una suerte de limbo jurídico entre CTM y la provincia y sí existió el compromiso de las dos partes de normalizar y regularizar de manera urgente esa situación.

¿Acaso Mazurier fue un intruso al hacerse cargo del hotel durante años? ¿Por qué, si no estaba claro que dependiera de la provincia, llegó a convocar a interesados en hacerse cargo de su explotación, desde la CODESAL y a través del Boletín Oficial? ¿Cómo fue posible que Fiscalía de Estado y el área jurídica de la CTM dejaran tantos cabos sueltos como para que hoy no se sepa de quién depende el Hotel Ayuí? ¿Quién se hará cargo del abandono en que han quedado sumidas las instalaciones de uno de los hoteles más lujosos que supo tener la región?
Una ley de narcomenudeo aplicable y un 911 integrado
Al hablar de la seguridad, el gobernador también marcó diferencias con el pasado reciente.
Se mostró dispuesto a recurrir a una Ley de Narcomenudeo que “sea aplicable, que no sea después materia de declaraciones de inconstitucionalidad como ocurrió”.

Pero también fue enfático al reclamar “poder contar con los tres juzgados federales que necesita la provincia. Porque el problema más grande que hay es que hoy hay dos juzgados federales. No puede Entre Ríos tener dos juzgados federales, que cuando se constituyeron y crearon, la provincia tenía mucho menos de la mitad de los habitantes que tiene hoy. Aquí es necesaria la constitución del Juzgado Federal de Concordia, de Gualeguaychú y de Victoria, que le darán diligencia y mayor actividad al funcionamiento del sistema”.

El Entre Ríos: – ¿Por qué no se pone en funciones el 911 en Concordia?

Bordet: – Hay que buscar un 911 integrado para varias ciudades; no para Concordia solo. Un 911 para Concordia, Concepción del Uruguay, Gualeguaychú, Colón y que pueda ser operado de manera central.
No es necesario que haya instalado un 911 en cada ciudad. Hay que optimizar y compatibilizar recursos.
Lo que sí hay que hacer es tener un sistema primero de cámaras de seguridad que den garantías. En esto hemos trabajado con el Intendente de Concordia en un convenio. Pero al control de las cámaras lo tiene la Policía y el Poder Judicial. No lo tienen los municipios, porque se presta más para una cuestión de shows si se quiere y no lo que tiene que ver con la efectiva sanción a quien delinque o infringe una norma de tránsito.
Las obras post inundaciones
“Hemos firmado un convenio de 1700 viviendas. Hay destinadas 350 a Concordia, 200 a La Paz, 150 a Concepción del Uruguay, y así hasta el lugar más chico. Por decir, La Cuevas, 20 viviendas. A esto estamos licitándolo a la brevedad. Estamos esperando el acto técnico de la Secretaría de Viviendas de la Nación y entonces se va a licitar y se va hacer con presupuesto 2016”, explicó el gobernador, cuando se le preguntó por las obras comprometidas, en respuesta a las inundaciones.

“La Defensa Sur de Concordia está en ejecución”, agregó. “Está trabajando ya la empresa, en tiempo récord. En cinco meses hicimos el proyecto, el llamado a licitación, la adjudicación y la firma del contrato de obra. Estamos próximos a licitar la Defensa Norte de Concepción del Uruguay y la Defensa de Villa Paranacito. Las dos están en carpeta para licitarse. Faltan agregar algunos datos técnicos y estimamos que en Septiembre a más tardar, si no es antes, estaríamos licitándolas”.

También se refirió a La Paz y Santa Elena: “Estamos estudiando el Sistema de Barrancas. ¿Por qué digo ‘estudiando’? Porque no queremos largarnos a hacer una obra que después no tenga sustentabilidad”.

“En lo que es la zona rural, el panorama es muy complejo”, admitió. “Tenemos serias dificultades porque el deterioro es constante. Se arreglan y se deterioran de nuevo los caminos. Es una asignatura pendiente que tenemos en nuestra gestión poder llegar a toda la zona rural con buenos y mejores caminos”.

Aún así, se mostró optimista con los resultados del campo entrerriano en 2016: “Entendemos que la producción primaria en Entre Ríos va a andar muy bien, porque se espera un 20% más de superficie sembrada en trigo, a pesar de las dificultades. Se espera un 10, quizá un poquito más, de crecimiento en superficie de arroz y se espera también una buena siembra, muy superior, tanto en soja y sobre todo en maíz”.
“Mi preocupación son las economías regionales”
No hizo falta preguntarle a Gustavo Bordet por la crisis de rentabilidad que atraviesan las economías regionales entrerrianas.

“Tenemos que dar un salto, por un lado para garantizar que haya una mejora de la competitividad de las cadenas de valor y para ver cómo encontramos mecanismos para garantizar rentabilidad sin que esto signifique el subsidio. Hay que encontrar esa lógica, esa solución”, explicó.

Bordet adelantó a que pronto tendrá “con autoridades nacionales una reunión con todos los establecimientos avícolas de la provincia. Es clave. Son 50 mil puestos de trabajo en Entre Ríos la industria avícola. Estos son los temas que nos desvelan y nos ocupan”, insistió.

“Lo mismo con la citricultura. ¿Cuál es la forma de ganar competitividad? Teniendo mercados nuevos, accesibles. El de Brasil es un caso. Hablé con el embajador argentino en Brasil la semana pasada, que se manifestaba muy optimista con las gestiones que estamos llevando adelante para la apertura del ingreso de nuestros cítricos. Lo mismo con Estados Unidos. Esto mejora la competitividad”.

“Con el arroz lo mismo porque teníamos un problema de mercados, porque se habían caído algunos, como es el caso de Venezuela. Bueno, se abrió Colombia, se abrió Centroamérica y México”.
Frigerio es peronista
Ha transcurrido más de un ahora desde que comenzó la entrevista. Los colaboradores directos del gobernador se dejan ganar por el nerviosismo. “Es que se atrasa la agenda”, explican.

Para descomprimir el diálogo, le recordamos a Bordet que es uno de los pocos hinchas de Tigre que hay en Entre Ríos. “Bueno, no somos tan pocos. Somos más de lo que se piensa”, nos aclara, sonriendo por primera vez.

“Según nos dijo a los gobernadores, está afiliado al peronismo… Yo no le pedí que me muestre el carné”, disparó.

Fuente: El Entre Ríos.

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario