Brad Pitt, destrozado y dejado, se refugia en sus padres

Dos semanas después de que Angelina pusiera fin a su matrimonio con Brad firmando los papeles del divorcio oficiales, el actor se ha venido abajo y se refugia en sus padres, que son su pañuelo de lágrimas.

Estos son, sin duda, los peores momentos de la vida de Brad Pitt. Hasta ahora el actor era uno de los intocables de Hollywood y ahora, en cambio, está quedando a la altura del betún. Tras su divorcio y su fea pelea en el jet privado que acabó, supuestamente, en una agresión a su hijo Maddox, el FBI le investiga.

Cuestionado como padre y abandonado por su esposa, el artista de 52 años no se puede creer el infierno en el que se ha convertido su vida. Según Us Weekly, Brad “se ha dejado totalmente y tiene muy mala pinta, está en mala forma y no asimila lo que le sucede.”

El mismo medio añade que: “Está totalmente destruido y no para de romperse y llorar.” En estos duros momentos, Pitt se refugia en aquellos que jamás le fallarán, sus padres Jane y Bill que viven en Missouri.

“Se está apoyando mucho en su familia y habla con sus padres y su manager constantemente. Su madre y él hablan a diario y él no para de llorar.”, apunta el informador del medio.

Eso sí, una cosa está por encima de todo este drama montado con Angelina y es que “Brad va a poner todo de su parte para que las cosas acaben bien porque sus hijos son lo único que le preocupa, los adora.” Espero por el bien de toda la troupe de críos que tienen, que la cosa se solucione amistosamente.
yahoo

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario