Bruno dio un parte en su recuperación y se queda estancado

Tras haber evolucionado de muy buena manera, el chico accidentado en Costa Cruz no pudo seguir el ritmo normal. No mueve los dedos y está “cuadrapléjico de la tetilla para abajo”.
El viernes 23 de septiembre, Bruno Escobar sufrió un grave golpe al caerse por una escalera que comunica el primer piso con la planta baja del boliche bailable Costa Cruz, ubicado en la zona de Costanera de la ciudad de Concordia. El muchacho terminó con fractura de columna y al momento del incidente estaba junto con amigos. Para más inri, los encargados de seguridad del local bailable lo habrían sacado violentamente y sin poner reparo en su estado de salud.

Juan Mario Escobar es el papá de Bruno Escobar, el joven accidentado, y contó sobre el estado de salud de su hijo, haciendo incapié en que “el 2 de diciembre hizo un mes que Bruno está internado en el Fleni (Fundación para la Lucha de las Enfermedades Neurológicas Infantiles, en Buenos Aires)”.

“Él llegó con muy poca movilidad de la mano y brazo”, agregó. “Ya a los 15 días movió bien las manos y hoy levanta y baja el brazo, iba todo bien. Teníamos una alegría bárbara, estábamos contentos que iba progresando”, pero agregó que “el 2 de diciembre nos reunimos con los médicos del Fleni y nos dieron un diagnóstico”.

Los especialistas comentaron que “se quedó estancado con la movilidad del brazo. Eso no es un síntoma bueno, porque un paciente como Bruno, que tiene golpe en la médula, al mes tiene que mover los dedos. Entonces nos dijo que nos vayamos acostumbrando y haciéndonos amigos de la silla de ruedas, que esto no nos sorprenda”.
“Cuadrapléjico de las tetillas para abajo”
Respecto al estado en que está Bruno hoy, aseveró que “tiene muy dañada la médula, con muchos hematomas que, al ser varios, no le dejan pasar la señal hacia los dedos de las manos y piernas. Él está cuadripléjico de la tetilla para abajo, ese es el diagnóstico hoy. Usa pañal, cada 6 horas le hacen cateterismo, le extraen la orina de la vejiga para que funcione, no mueve los dedos, hay que darle de comer en la boca”.

Sobre lo sucedido la noche del accidente y lo que recuerda Bruno, su padre expresó que «él se acuerda que le dolía mucho el pecho y decía que no lo toquen, después se desmayó y no recuerda nada más. La ambulancia lo recoge afuera del boliche, en la vereda, sin el cuello ortopédico y sin tabla. Eso también es otro daño que hicieron”. Sobre la causa, adelantó que a la investigación del boliche “la está haciendo el fiscal Dri, habría que preguntarle a él como marcha la causa”.
¿Y qué hace Costa Cruz?
Sobre qué hace el local por el accidente, explicó que “el seguro de este boliche cubre $120.000, no da para cubrir nada, ni la prótesis. Ellos nunca se comunicaron con nosotros”.

Agregó que “una vez que operaron a Bruno pasó a una habitación solo, y ahí IOSPER cubrió un 75% y lo otro cubrió el dueño del boliche, Guillermo Pietrantueno. Era un valor de $2.700 por día, durante 20 días. Quedó un saldo de $5.000 al médico, que hizo un trabajo excelente que quiero destacar, y también se está debiendo más de $1.000 que no han pagado. El día 15 de noviembre, estando en Buenos Aires, Pietrantueno se comunicó conmigo preguntando si necesitaba algo, le dije que era dinero y me llevó $3.000”.

“El 21 regresé a Concordia y quería que yo firme una solicitada agradeciendo a Costa Cruz por lo que había pagado en el Sanatorio Garat. Mi abogado, el Dr. Beheran, me dice de hacer un convenio de que se haga cargo del Fleni, de lo que hay que pagar extra que son $26.000 ahora. Me llamó el abogado de Pietrantueno, Dr. Salvador, diciéndome que le cambié el trato”, cerró.
Fuente: Diario del Sur

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario