Busti afirma que Urribarri compró el 90% de los medios -El Entre Ríos –

Lo denunció Jorge Busti, al visitar Colón junto a Gustavo Zavallo, precandidato a gobernador por el Frente Renovador. Vaticinó que se venderá el Frigorífico San José a “un valor más bajo que su tasación”

El Entre Ríos entrevistó al tres veces ex mandatario entrerriano, el Dr. Jorge Busti, y al pre candidato a gobernador por el Frente Renovador de Sergio Massa, Gustavo Zavallo. Aquí, el diálogo:

Dr. Busti, ¿en qué cambió la provincia desde que terminó su último mandato hasta ahora?

-En 2007 dejamos una provincia con equilibrio fiscal, no tenía déficit, incluso tenía superávit. No tenía deuda flotante con proveedores o contratistas. Era una provincia absolutamente previsible y ordenada, con obras sin terminar con el financiamiento correspondiente. Hoy es una provincia absolutamente endeudada. Yo me fui del kirchnerismo a raíz del conflicto con el campo; era presidente del Partido Justicialista y renuncié. Formé el Frente Entrerriano Federal, hoy adherido al Frente Renovador de Sergio Massa. En 2011, quizá prematuramente, nos presentamos como una alternativa al kirchnerismo y perdimos, pero desgraciadamente todo lo que alertamos se está cumpliendo. Dijimos que ese año Entre Ríos iba a tener déficit fiscal y tuvo un déficit de 450 millones, y que se iba a pronunciar. En 2012 fue de 570 millones, en 2013 de 1.100 millones y este año el proyectado que nosotros tenemos supera los 2 mil millones de pesos. Es simple: se gasta más de lo que ingresa. Tuvimos el mayor impuestazo de la historia de Entre Ríos, con el impuesto inmobiliario, aumento de ingresos brutos y demás; y eso lo pagan todos los entrerrianos con endeudamiento. Los servicios esenciales se han caído: salud pública, seguridad. En San Jaime de la Frontera hay un ciudadano que desapareció hace tres años, Pocho Morales, y nadie dice nada. El relato oficial narra que es una provincia transformada, industrializada y la realidad es otra. La realidad es que los pequeños y medianos productores no tienen rentabilidad, las economías regionales van a desaparecer si no se les saca las retenciones.

-¿Y qué acierto tuvo Sergio Urribarri? Porque uno supone que desde el momento que logró una reelección, algún acierto habrá tenido.

-Entre el 2003 y el 2007 el kirchnerismo comienza una recuperación, que en realidad comienza con Duhalde y Lavagna, y el viento de cola llegó hasta el 2010. Todos creían que íbamos a vivir en Disneylandia para toda la vida, que todo estaba bien, que había plata, que había planes; que todo el mundo podía vivir sin trabajar y subsidiado. Además, tomaron una medida que no la hizo Montiel, ni yo, ni nadie: compraron el 90% de los medios de comunicación a través de la publicidad y la presión, y a los dirigentes gremiales estatales. Yo pagaba el 31 y el 1°, siempre en tiempo y forma; ahora pagan del 1 al 15, y salvo algunos gremios docentes que son muy dignos en sus reclamos, después nadie reclama nada, están manejados por el gobierno.

-Y haber posicionado turísticamente a Entre Ríos a nivel nacional, ¿es un acierto?

-Una cosa es Colón que tiene una estructura turística, pero nosotros que andamos por todos lados vemos mucha gente que tiene posadas, muy preocupada porque no puede cubrir los gastos fijos, porque con cuatro fines de semana largo del año es imposible mantenerse. Pero creo que está bien que Entre Ríos se promocione turísticamente.

-Usted que supo ver al frigorífico de San José en plena producción, ¿qué piensa de su situación actual?

-Yo era presidente de la Cámara de Diputados cuando hicieron una campaña difamatoria, vino el Ministro Schunk a San José a decir que el frigorífico no se iba a abrir porque pedían que nosotros aprobáramos un crédito de 90 millones de pesos para restablecer el servicio. El Senado había aprobado sin dictamen de comisión que el 85% iba a quedar en manos del Estado y el otro 15% para los privados. Era muy flojo de papeles el informe, primero decían que iban a tomar setenta personas, luego otras treinta, sin embargo vinieron a San José y dijeron que iban a tomar 540 que era el último número de gente que trabajaba en el frigorífico. La pregunta que nos hacíamos era si la empresa brasileña se fue porque Guillermo Moreno –uno de los personajes más nefastos del kirchnerismo- con autorización de la presidente, había prohibido las exportaciones de carne, había cerrado frigoríficos, ¿justo el gobierno va a comprar un frigorífico? Bueno, ahora van a vender el frigorífico y Cotapa, que es otra de las cosas que nosotros nos opusimos, a un valor más bajo que su tasación. Así que fue una aventura empresarial que no la tendría que haber hecho el Estado, sino salir a buscar empresarios privados.

-Entonces, convénzame por qué Sergio Massa sería la alternativa como futuro presidente, cuando también viene del riñón del kirchnerismo…

-A Sergio Massa lo conocí cuando yo era gobernador y el presidente de ANSES. Ahí establecimos una relación. Creo que es un hombre muy inteligente. Advirtió el problema de la inseguridad e hizo una prueba piloto muy buena. Ahora ha formado un equipo económico que puede avanzar sobre el principal problema que tiene la Argentina que es la inflación. Hoy con la inflación de un 40%, ningún emprendedor y ninguna familia puede hacer una proyección.

Gustavo Zavallo: “La educación pública no funciona”

“Hace 20 años que milita conmigo, tiene 43 años. La única vez que en la Juventud Justicialista hubo elecciones él las ganó. En 2003 cuando asumo como gobernador lo puse al frente del Instituto Becario Provincial, allí regularizó las cuentas y el transporte. Fue candidato a Diputado Nacional con Cristina Cremer y juntos votaron contra la 125, aguantando una presión muy fuerte por parte del kirchnerismo. Es una persona muy digna en su proceder y se jugó en los momentos más difíciles. Ahora nosotros le hemos formado un equipo económico para el seguimiento de las cuentas públicas del Estado”, dice el Dr. Jorge Busti a la hora de presentar a Gustavo Zavallo, su candidato a ocupar el sillón de la Casa Gris, en 2015.

-Busti recién decía que el peor problema que tiene hoy la Argentina es la inflación, y yo le agregaría uno que creo está con ese cabeza a cabeza, que es la inseguridad. ¿Qué podemos hacer con este tema en Entre Ríos, que no queda al margen de lo que pasa en el resto del país?

-Hay que tener políticas para ejecutarlas a corto plazo y también a mediano y largo plazo, que me parece es lo que se adolece en estos momentos. Primero decir que toda desigualdad social tiene su raíz en una educación pública que no funciona, que no forma valores, porque hay una política asistencialista para lograr objetivos de mantención de aparatos partidarios, no solo ayudarla en un mal momento y que después recupere las fuerzas para superarse. Se está perdiendo la cultura del trabajo, del esfuerzo, que es lo que prontamente debemos recuperar. La seguridad requiere de policías mejor pagos, de nuevas tecnologías, de decisiones firmes y de un abordaje integral. También hay que tener en cuenta la aparición de este nuevo fenómeno que es la droga y los vendedores que se extendió en la provincia de Entre Ríos y lleva a los jóvenes al fracaso y los mantiene presos de la adicción. Hay un Estado ausente para recuperar al adicto. El presupuesto muestra que no se le asigna importancia; cuando vemos que de 30 mil millones de pesos al año, se le designan nada más que 3.222.000 pesos, que alcanzan solo para pagar los sueldos de secretarios, subsecretarios y empleados del área, entonces vemos que esto no es una política de Estado. Hay que reorganizar las prioridades del gobierno.

-Es un círculo complicado. Pregunté por la inseguridad y ya hablamos de educación, de la policía, del narcotráfico. ¿Por dónde arrancamos?

-Hay una descomposición social. Hay un país que nadie niega ha crecido durante una década a tasas del 8-9% pero no ha desarrollado lo fundamental que es luchar contra la pobreza. Así vemos que de cada diez argentinos tres siguen siendo pobres; los niveles de aprendizaje y la baja de la calidad educativa hace que estas desigualdades produzcan una brecha mayor ente unos y otros. Hay falta del Estado en la lucha contra la droga y el narcotráfico. Hemos derrochado tiempo y recursos. Entre Ríos funcionó con tres ministerios hasta el año 2008 y ahora tenemos diez ministerios, tenía un promedio de 350 funcionarios políticos y ahora tenemos más de 800. Si la política salarial para docentes, policías, enfermeras, jubilados y empleados se les reconoce una recomposición salarial del 16% anual, y a los funcionarios políticos se les instala un decreto como el 1.053/14 que les reconoce la antigüedad y les otorga un aumento en promedio de 72%, nos estamos equivocando dónde se asignan los recursos con los que contribuyen los entrerrianos. También hay que revisar la calidad de prestaciones que está brindando el Estado en el hospital público, en el centro de salud. En estos momentos el Hospital San Martín tiene más de 600 pacientes en lista de espera. No hay una década ganada, no es que en Entre Ríos se ha hecho todo bien. Lo dice alguien que no viene del “anti” ni cree que se ha hecho todo mal. Pero creemos que la gente sabrá ponderar el valorar la coherencia, no estamos con Sergio Massa porque le va bien en las encuestas; acá hubo gente que advirtió problemas que estaban latentes en la provincia y el país. Hay que formar una propuesta y abrir un espacio y tengo a mi lado a quien fue tres veces gobernador de la provincia de Entre Ríos, en momentos en que había menos recursos y supo tener políticas como para las amas de casa que obtuvieron su jubilación o cuando se pensó en los estudiantes entrerrianos que tenían su oferta académica fuera de la provincia, se creó el Instituto Becario. A eso aspiramos, obviamente adecuado a las demandas de los nuevos tiempos.

-¿Qué lectura hacés del conflicto policial que hubo hace un tiempo en gran parte del país, y que tuvo como uno de sus principales epicentros a Concordia, y de la confusa negociación que hubo detrás?

-Primero hay que decir que fue un hecho lamentable porque hubo pérdidas humanas. Me parece que es peligroso que no haya políticas abiertas para concertar las demandas de los sectores. Le pregunté al Dr. Busti cómo era durante sus gobernaciones la negociación salarial con la policía; se presentaba la cúpula, el Ministerio de Economía y el gobernador. Hay que recuperar el diálogo y la palabra empeñada se cumple; un acta se cumple. Lo reprochable es que si hubo un compromiso en ese momento, se le mete la mano en el bolsillo a los entrerrianos, se les dice que era para aumentar el sueldo a los policías y luego se incumple.

-¿Y respecto a la educación, qué hacemos?

-La educación debe recuperar en la agenda de la política un lugar clave. De 100 chicos que ingresan a 1° grado están egresando solo 38, un docente con salario bajo, el acceso a las nuevas tecnologías es solo un acto demagógico de entrega de netbook y no enseñando al docente y que este enseñe al alumno, con severas fallas en la infraestructura escolar también, adoleciendo de capacitación de saberes y una currícula que no sabemos si el egresado conoce algo de lo que el mundo requiere hoy. Tenemos que pensar que lo que no hagamos hoy tiene un impacto en las futuras generaciones. La discusión tiene que trascender el justo reclamo salarial de los docentes.

-¿Estuvieron recorriendo el departamento Colón?

-Venimos a ver con qué elementos humanos y con qué recursos están dispuestos a afrontar los desafíos que vienen. Nos han planteado la necesidad de un lugar físico, nos comprometemos a eso y les pedimos que la convocatoria sea amplia, plural, sin mezquindades, discutiendo verdaderamente los problemas de la gente y no de los dirigentes que estén discutiendo a ver qué voy a hacer a hacer yo dentro de un año. Vamos a estar pronto inaugurando en la ciudad un nuevo local dando impulso a la construcción del Frente Renovador.

Fuente: El Entre Ríos (edición impresa)

Redacción Concordia Directo

Dejá tu opinión o comentario