Caballi S.A: Marizza fue jardinero, tapicero y sonidista de la Cumbre del Mercosur

Lo hizo a través de Caballi SA, su empresa constructora, allanada la semana anterior por orden judicial. Debía colaborar para asignar obras y terminó como contratista.

Flores y plantas fueron colocadas contrarreloj, siguiendo expresas directivas impartidas por la Cancillería y plasmadas en un convenio firmado con la provincia. La provisión, en tanto, quedó a cargo de Caballi SA, una de las mayores contratistas de obra pública en Entre Ríos.

Esa fue una de las numerosas sorpresas que en diciembre de 2014 deparó la organización de la XLVII Reunión Ordinaria del Consejo del Mercado Común del Sur. La Cumbre del Mercosur que se realizó en Paraná.

La asignación del trabajo se produjo tras un trámite rápido, como todos los que efectuó la Unidad Operativa Cumbre del Mercosur (UOCM), el ente creado a instancias de la Legislatura y que tuvo autorización para contratar en forma directa bienes, servicios y personas.

Todo comenzó con una solicitud de cotización que la coordinadora del Comité Operativo de la UOCM, Alicia Benítez, efectuó al entonces presidente de la Delegación Entre Ríos de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), Néstor Iván Szczech.
El pedido de plantas (448.5 KB)
A raíz de esa nota, fechada el 30 de octubre de 2014, Caballi SA presentó su propuesta el 4 de noviembre. El presupuesto fue firmado por su representante técnico, Sergio Escudero, y por su presidente, Miguel Marizza, quien fue designado por la CAC para colaborar con el Comité Operativo de la UOCM.
Las plantas de Caballi (696.5 KB)
El empresario, que opinó cada vez que se resolvió la adjudicación de una obra, estuvo de los dos lados del mostrador. Y fue así como pudo alzarse con 11.722.584,57 pesos, aunque no fue lo único que consiguió.

La semana anterior su firma fue allanada junto a otras compañías del rubro por orden del fiscal Juan Malvasio, quien investiga un presunto fraude a la administración pública derivado de las contrataciones efectuadas con motivo de la Cumbre del Mercosur.

Se descuenta que Marizza será citado a declarar ante la Justicia.

Las flores que facturó Caballi SA
El 19 de diciembre de 2014, con la Cumbre ya finalizada, la UOCM emitió la resolución 85, firmada por su coordinador general, Hugo Céspedes. Así Caballi SA se aseguró el cobro de 403.816 pesos, la cifra que había cotizado el mes anterior por la colocación de flores y plantas en las dos sedes que tuvo la reunión de presidentes latinoamericanos.
Resolución 85 UOCM (242.38 KB)
Sin antecedentes en el rubro, Caballi SA asumió la provisión de 30 palmeras raffie con sus respectivas macetas, 350 ejemplares de estrella federal, 1.100 agapantus y 11 álamos chilenos, entre otras especies que sirvieron para decorar el Centro Cultural La Vieja Usina. Cotizó 117.672 pesos.
Para embellecer y ornamentar la Escuela Del Centenario la firma de Marizza también proveyó 50 gauras, 400 hortensias, 43 aralias, 19 evónimos, 10 dracenas, 270 jacobinas, 120 pannisetum y 6 eugenias, a lo que agregó un par de macetas y fertilizantes, por lo que presupuestó 105.264 pesos.

A eso le agregó otros 62.380 pesos en concepto de transporte, carga y descarga, 42.300 pesos por implantación y riego, y otros 16.206 pesos por mantenimiento durante la Cumbre. Con esos ítems llegó al importe final.

Pero no fue la única tarea ajena a su rubro por la que Caballi SA resultó contratada. También se hizo cargo de los trabajos de refacción y retapizado de 432 sillas pertenecientes al Centro Cultural La Vieja Usina.
Resolución 45 UOCM (258.94 KB)
A través de la resolución 45, fechada el 27 de noviembre de 2014 y rubricada por Céspedes, la UOCM acordó pagarle a la empresa 304.100 pesos. Lo dispuso tras “aprobar lo actuado por la coordinadora general del Comité Operativo de la Cumbre, M.M.O. Alicia Benítez de Feltes y la Cámara Argentina de la Construcción – Delegación Entre Ríos, representada por el Ing. Miguel A. Marizza”, según consta en el primer artículo de la norma.
Más y más contratos
Caballi SA también resultó seleccionada para la provisión, instalación y operación de componentes de audio y video en el Centro Cultural La Vieja Usina y en la Escuela Del Centenario. Por esa tarea cotizó y cobró 5.131.494,70 pesos.

La contratación fue dispuesta a través de la resolución 38 de la UOCM, emitida por Céspedes el 26 de noviembre de 2014. Al igual que en los casos anteriores, el primer artículo sirvió para aprobar, como no podía ser de otra manera, lo actuado por Benítez y Marizza.
Resolución 38 UOCM (268.98 KB)
Además Caballi SA tuvo a su cargo la remodelación y refacción de sanitarios (766.002,82 pesos), la limpieza y pintura de muros (498.527 pesos), la restauración del piso (173.118,49 pesos), la instalación eléctrica (342.096 pesos) y el armado, mantenimiento y desarme de elementos (905.080 pesos) en el Centro Cultural La Vieja Usina.

Su lista de tareas asignadas incluyó además la provisión de sistemas contra incendios (92.271,56 pesos), limpieza (131.112 pesos), climatización (2.861.468 pesos) y trabajos de iluminación (113.498 pesos) tanto en la Escuela Del Centenario como en el Centro Cultural La Vieja Usina.

Por eso, a dos años de todo aquello, Marizza deberá dar las explicaciones del caso.
Fuente: El Entre Ríos
Autor: Oscar Londero

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario