Cierre del Proyecto “Construyendo Comunidad”

A través de la Subsecretaría de Desarrollo Económico, que depende de la Secretaría de Economía y Hacienda Municipal, conjuntamente con la Facultad de Ciencias de la Alimentación de una Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER) y el Programa PROMEBA, se llevó a cabo el cierre del Proyecto “Construyendo Comunidad” y “Hacia una Transformación en la Organización Productiva en materia de Seguridad Alimentaria en la región de Salto Grande” y “Nutri-Red: Espacio de Construcción socio-comunitario para la alimentación saludable”.

Marcos Follonier, subsecretario de Desarrollo Económico, señaló que desde los distintos sectores del Estado “estamos preocupados por lograr en las personas una calidad de vida mejor y esta actividad nos da la pauta de que se pueden hacer muchas cosas” adelantando que por iniciativa del intendente Enrique Cresto se avanzará con un proyecto de integración regional de la actividad frutihortícola en donde el Consorcio InterMunicipal tendrá un rol importante ya que la idea es llegar a todas las comunidades que lo integran.

“Esto se logra ya que el intendente logró ver en el esfuerzo de cada emprendedor, la posibilidad de articular acciones que permitan la integración del campo con la ciudad por medio de condiciones favorables para que ese proceso se logre” y esto se puede alcanzar “cuando hay voluntad y decisión, no solamente de los que se tienen responsabilidades políticas sino de personas como ustedes (a los asistentes) que son los beneficiarios directos de esto”.

FORTALECER LA IDENTIDAD DEL CITRUS

Rosa Castellano, coordinadora del Proyecto “Construyendo Comunidad”, manifestó su satisfacción por los resultados obtenidos porque fueron ocho meses intensos de actividad que llegaron a su cierre con el objetivo alcanzado.

“Generamos emprendedores para que se inserten en la economía social y luego cooperativizados y ya que uno de los objetivos es fortalecer la identidad del citrus en Concordia, se trabajó con la producción de derivados de la actividad citrícola, como por ejemplo, la elaboración de mermeladas de naranjas”.

Hilda Rousserie, docente de la Facultad de Ciencias de la Alimentación de la UNER, explicó que la participación de ellos correspondió en la realización de capacitaciones de buenas prácticas y manipulación de alimentos.

“A partir del año que viene vamos a estar trabajando en la denominación de origen de la mermelada de naranja para dar paso luego a otros productivos derivados del citrus que nos identifican”.

La idea es que estos productos no pierdan su identidad artesanal pero que a la vez sea una actividad comercial sustentable a futuro.

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario