“Concordia se Mira” Maratón fotográfico, un éxito en nuestra ciudad

El Maratón Fotográfico “Concordia se Mira” volvió a convocar a más de un centenar de fotógrafos de Concordia y la Región.

Contribuir a redescubrir el patrimonio cultural material, inmaterial, social y paisajístico de nuestra ciudad a través de la fotografía como herramienta de expresión volvió a ser el eje de la competencia impulsada por el Centro de Estudios para el Desarrollo Social de Concordia (CEDESCO. El certamen tuvo su largada simbólica el sábado por la tarde sobre calle Hipólito Irigoyen casi Primero de Mayo y finalizó exactamente 24 horas después bajo la lluvia de domingo por la tarde.

“La mayor duración de la competencia fue la principal particularidad de esta nueva edición. Este año, la impronta fue aún más plural dado que no hubo prácticamente limitaciones técnicas ni tecnológicas en lo que hace a los dispositivos de captura de imágenes de los que los concursantes podían servirse” comentó Alejandro Jara, miembro de CEDESCO y parte de la coordinación de la propuesta.
Resumiendo el reglamento, la actuación del jurado integrado por Rafael Capurro, Sebastián Guarito y Martín Bordagaray y el futuro de la premiación, Antonio Tusanotte de CEDESCO señaló “al igual que en la edición 2014, las fotografías en competencia serán evaluadas por este reconocido jurado 100% concordiense, premiadas y posteriormente exhibidas en la vía pública bajo la forma de gigantografías, ello porque aunque se trate de un concurso sencillo, simbólico y austero, pretende que sea compartirlo con toda la ciudadanía y que asimismo sirva para embellecer la ciudad.”

Sobre el objetivo perseguido con el proyecto “Concordia Se Mira” Juan Tamaño, señaló “la razón de ser de esta Maratón Fotográfica y la que nos movilizó a desandarla por segundo año consecutiva ha sido la de contribuir a pensar Concordia desde la cultura y desde la perspectiva de sujetos activos. Tamaño atribuyó el incremento en la cifra de inscriptos a que los participantes han vuelto a decodificar el mensaje de manera correcta, entendiendo lo que se buscaba a través de este juego que tuvo, tiene y tendrá mucho más que ver con redescubrirnos y mirarnos en retrospectiva que con aspectos centrados exclusivamente en un formato de competencia rigurosa.
En este sentido, Marcos Saporittis Aldaz, de CEDESCO indicó “el sólo hecho de lograr darle continuidad y reeditar de manera exitosa una propuesta que no tenía mayores antecedentes en la región y que invitaba a observar nuestra ciudad interpelándonos como concordienses posibilitando además visibilizar y abrir el juego a ese semillero de fotógrafos que se viene configurando y consolidando en nuestra ciudad es lo que nos llena de satisfacción. Sabemos que se trata de una iniciativa que responde incluso a esa inquietante avidez por retratar nuestra ciudad demostrada a diario por tantos aficionados y profesionales de la fotografía. Fundamentalmente se trata de una actividad que ha venido a significar un interesante aporte en términos de identidad, cultura y ciudadanía”.

Redacción Concordia Directo

Dejá tu opinión o comentario