Continúa la inclusión social de familias del barrio El Silencio: el intendente entregó mobiliario para las nuevas viviendas

Este domingo por la mañana, el intendente Bordet, en conjunto con el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, dotó de equipamiento a las familias que habitan las 68  nuevas viviendas del barrio El Silencio, con el firme propósito de completar la acción de inclusión social que comenzó hace un tiempo con la construcción del Centro Integrador Comunitario, las obras de infraestructura como cloacas,  asfalto y cordón cuneta, y que continua con constantes abordajes territoriales.

Gracias a una acción coordinada entre los gobiernos local y nacional, este domingo por la mañana las familias que viven en las nuevas viviendas del Barrio El Silencio recibieron nuevo mobiliario para sus casas como parte de la continuidad del programa de inclusión social que comenzó hace un tiempo con la llegada del Centro Integrador Comunitario al barrio y que avanzó con el asfaltado y las obras de infraestructura después, como cloacas, cordón cuneta e iluminación pública.

Para profundizar los logros obtenidos en cuando a la inserción social de las familias, se les entregó equipamiento completo para sus viviendas, como mesas, sillas, ropero y camas, que apuntan conseguir “un normal funcionamiento de la casa dentro del ámbito familiar”, como explicaron los representantes gubernamentales.

Encabezando la entrega estuvo el intendente Gustavo Bordet, acompañado de la secretaría de Desarrollo Social de la Municipalidad de Concordia, Gloria Warner; el de Salud, Mario Imaz; y la de Medio Ambiente, Belén Esteves.

“Este barrio es ejemplo de la transformación que hubo en la provincia en estos ocho años, gracias a la articulación de las políticas públicas, con las obras de inclusión social. Este barrio era una asignatura pendiente y hoy con este aporte lo que hacemos es brindar mejores recursos para la vida cotidiana de quienes viven aquí”, explicó Bordet durante la visita a las casas.

“Es una transformación que también puede verse claramente en otros tantos barrios de la ciudad, que estaban postergados y a donde hemos llegado con el Estado para brindarles herramientas para la inclusión, como el barrio Benito Legerén donde se construyeron 120 viviendas y lo mismo en el Nueva Esperanza, Nébel Norte, El Arenal, José Hernández y Palmeritas”, agregó.

La entrega del equipamiento, según detallaron desde el  área de desarrollo social de la Nación, no fue azarosa sino fruto de un censo que se realizó previamente corroborando las características de cada familia. “Esta es una posibilidad real y concreta de que las personas con vulnerabilidad social vivan una verdadera inclusión. Es un acceso a los derechos reales, no mera enunciación”, aseguró el representante regional, Álvarez.-

Redacción Concordia Directo

Dejá tu opinión o comentario