Desde el año pasado existían medidas similares en las provincias de Buenos Aires y Córdoba, pero esta norma de alcance nacional impacta en 400 entidades y 3 millones de usuarios

A partir de este año, todas las cooperativas eléctricas del país están obligadas a separar de sus facturas el consumo de luz de los otros servicios que puedan ofrecer o convenir cobrar con los municipios. «Deben facturar el servicio de forma autónoma e independiente de otros conceptos ajenos», explicita la norma que entra en vigencia efectiva con el cobro de consumo de enero.

La medida alcanza a 400 cooperativas de todos el país, con unos 3 millones de usuarios. Provincias como Buenos Aires y Córdoba ya la habían implementado de manera individual el año pasado.

En algunos casos, los extra iban hasta 56% de la factura, como ocurría en Luján. Y en comercios podía llegar a 84 por ciento. En otras ciudades había incrementos muy variados, pero siempre con un piso de 15% extra

Así, el consumo energético deberá tener una facturación exclusiva y puntual. El resto tendrá que ir en otras boletas o en una misma, pero troquelada y con totales diferenciados, de manera que los usuarios puedan tener más claridad sobre cuánto pagan por la energía eléctrica y decidir qué pagan.

Estos servicios extra son en general tasas municipales (los municipios dan la concesión a las cooperativas), pero también otros como sepelios, ambulancia y hasta proveeduría (por ejemplo, cuotas de electrodomésticos). «No queremos más rehenes del consumo de la energía eléctrica: no puede ser que si los usuarios no pagan una tasa local, se queden sin luz. No podemos asumir todos la cargos de las tasas municipales u otros. La idea es ser cada vez más claros en todo», le aseguraron a Infobae desde Casa Rosada.

El eléctrico no es un tema menor para el Gobierno nacional por estos días, con una suba de 26% en promedio para el AMBA que llegará a un 55% acumulado para todo el año. Además, en lo que va de 2019, sobre todo en las dos últimas semanas, más de 300.000 usuarios sufrieron cortes en medio de una fuerte ola de calor.

Tasas y otros extra

La medida fue impulsada por el Instituto Nacional del Asociativismo y Economía Social (Inaes), el ente que regula a las cooperativas a nivel nacional y que depende del ministerio de Desarrollo Social. También tiene el visto bueno de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC), el organismo descentralizado que está bajo la órbita de Producción y Trabajo.

«En algunos casos, los extra iban hasta 56% de la factura, como ocurría en Luján. Y en comercios podía llegar a 84 por ciento. En otras ciudades había incrementos muy variados, pero siempre con un piso de 15% extra», detallaron fuentes del Inaes.

«Muchos intendentes hacen alarde de que no tienen mora en las tasas municipales y, es verdad, pero porque las tienen atadas al pago de la luz. Queremos que se pague todo, pero que la gente sepa qué está abonando», detallaron.

Además, la CNDC le recomienda al Inaes «que haga saber a las cooperativas prestadoras del servicio público de energía eléctrica, que la comercialización conjunta de dicho servicio con otros bienes o servicios diferentes, en particular cuando los usuarios no tienen la posibilidad de adquirirlos y pagarlos por separado, pueden constituir violaciones» de la ley de Defensa de la Competencia.
Infobae

Dejá tu opinión o comentario