Cristina Kirchner a favor de una ley antipiquete

La presidenta cuestionó los últimos cortes y reclamó al Legislativo avanzar con una normativa que impida que “10 personas corten el tránsito”; contó que habló con Macri

La presidenta Cristina Kirchner propuso hoy avanzar con una legislación que impida que “10 personas” corten el tránsito en cualquier lado y reclamó que el Congreso avance con una norma que regule “la convivencia” para impedir los piquetes que alteran la circulación.

La primera mandataria hizo esa propuesta luego de revelar que había dialogado con el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, por la toma del predio de Villa Lugano, donde un puñado de vecinos ocuparon terrenos contaminados y no pudieron ser desalojados por la falta de actuación de la justicia contravencional de la ciudad.

La presidenta afirmó que “es necesario” avanzar este año en una agenda legislativa que permita regular el uso del espacio público y las protestas callejeras. Cristina recordó que el secretario de Seguridad -que intervino en el caso de Villa Lugano- fue procesado por haber desalojado un corte en la Autopista Panamericana, por lo que advirtió sobre la necesidad de crear un sistema quer permite “regular la convivencia”.

“No puede ser que diez personas, por más razón que tengan, corten el tránsito y perjudiquen a miles”, afirmó la primera mandataria en su discurso ante la Asamblea Legislativa, en uno de los pasajes que recibió aplausos no solo de los legisladores nacionales, sino también de la oposición.

“No puede ser que diez personas te corten una calle por más razones atendibles que tengan y que no pase nada”, se quejó Kirchner y recordó que Berni, “está procesado por haber desalojado una vieja toma que había en la Panamericana, mientras que a los manifestantes no les pasó nada”.
El diálogo con Macri

La presidenta Cristina reveló esta tarde que habló con el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, a raíz de la toma de un predio en Villa Lugano, cuyo desalojo fue suspendido por la Justicia.

“El llamó. Estuve hablando con el ingeniero Macri”, reveló la presidenta y, hablando en tercera persona, rechazó los cuestionamientos que plantean sobre su supuesta decisión no dialogar con la oposición: “Ella habla con todos los que quieren hablar y no hay problemas… humor, alegría, humor, para cara de… ya tenemos unos cuantos, por favor.. humor”, contó la Presidenta, mientras intentó aplacar las reprobaciones cuando mencionó a Macri.

“Si el fiscal y el ingeniero Macri hubieran estado en el momento indicado, cuando había 10 personas en la toma, pero cuando se te meten mil personas, con chicos y mujeres, es muy difícil el desalojo. Necesitamos una justicia ágil, que cando la llamen del poder político, venga y haga lo que tiene que hacer”, señaló, en el discurso de inauguración de las sesiones ordinarias en el Congreso.

Redacción Concordia Directo

Dejá tu opinión o comentario