Cristina Kirchner construye su cuarto hotel en El Calafate

Está ubicado en un lote de Punta Soberana que la Presidenta adquirió a valor fiscal en 2006; aseguran que ya comenzaron los trabajos de nivelación de terreno

Lejos de los sinsabores de la gestión, Cristina Kirchner tiene motivos para alegrarse. Es que la Presidenta contará con un nuevo hotel en El Calafate, “su lugar en el mundo”. Según informa el diario Clarín en su edición de hoy, ya comenzaron los trabajos en la zona de Punta Soberana para el nuevo emprendimiento turístico de la mandataria.

El matutino señaló que la Presidenta planea construir su nuevo hotel sobre ex terrenos fiscales. En 2006, Cristina Kirchner compró al municipio de El Calafate la Quinta 178, un lote de 10.000 metros cuadrados ubicado a metros del Lago Argentino. En los últimos días, se realizaron “trabajos de nivelación de terrenos y se comenzaría con el acopio de material” en esa zona, informó Clarín.

“Hoy se hacen trabajos de nivelación de terreno y el proyecto es un hotel de estilo patagónico como Los Sauces”, indicó el abogado Álvaro De Lamadrid, quien denunció la compra de terrenos fiscales que realizaron los Kirchner en la última década.
El hotel boutique “Los Sauces”, uno de los emprendimientos turísticos de la Presidenta en El Calafate

La jefa del Estado ya es dueña de tres hoteles en la ciudad: “Los Sauces”, “Alto Calafate” y “Las Dunas”. LA NACION reveló días atrás que el matrimonio Kirchner recibió entre 2010 y 2011 más de $ 14,5 millones de Valle Mitre, la sociedad que gerencia sus hoteles y que controla Lázaro Báez, según consta en los registros internos contables de esa firma.

Los Kirchner recibieron cheques de Valle Mitre cada mes por el hotel Alto Calafate, con el que siete empresas de Báez firmaron acuerdos confidenciales y retroactivos. Pero también por la hostería Las Dunas (que en los papeles es de Báez) e incluso por el hotel Los Sauces, cuya gestión se encuentra en manos de la familia Relats. Aun así, Báez también hizo pagos millonarios por ese establecimiento.
LA NACION

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario