Dan un ultimátum a los docentes

El Gobierno elevó 10 puntos la oferta salarial a los maestros. Los gremios deberán comunicar la aceptación o el rechazo antes de las 10 de la mañana de este sábado. Si la rechazan, la oferta se retira y no se paga.

El escenario educativo se presenta muy complicado para la administración del gobernador Gustavo Bordet.

Los representantes fueron hoy a la tercera audiencia de paritaria comunicar lo resuelto en el congreso de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), que ayer se reunió en Rosario del Tala y votó un paro de 72 horas con fecha y modalidad a definir por la comisión directiva central del gremio.

Pero los sindicalistas se encontraron con un escenario que no esperaban: el Gobierno presentó una segunda oferta salarial, que elevó del 27% al 37% el incremento acumulado en el salario de bolsillo.

Aunque el Gobierno puso un ultimátum: los maestros deberán comunicar la aceptación o el rechazo antes de las 10 de la mañana. Si la postura es el rechazo, la oferta se retira y no se paga.

Agmer, el principal actor en la discusión salarial docente, argumentó que tiene un proceso interno de consulta, y que la aceptación o rechazo sólo puede adoptarla un congreso. Y el nuevo congreso del sindicato tendrá lugar el lunes, en Nogoyá. Pero en ese ámbito tampoco se podrá resolver la aceptación o rechazo porque antes no hubo tiempo para su discusión en las escuelas.

De modo que el escenario que se presenta es este: el lunes podría llevarse a la práctica el paro, en medio del congreso de Agmer que tendrá lugar en Nogoyá. Y en el ínterin, el gremio negociará con el Gobierno para que la propuesta se sostenga más allá del plazo de mañana, a las 10.

Pero ésos son escenarios posibles, y el inicio de las clases en Entre Ríos quedó entrampado en esa negociación compleja.
El mandato de los congresales votado el año último fue “declarar el no inicio del ciclo lectivo 2016 en caso de no recibir una propuesta salarial acorde a nuestras necesidades y de acuerdo a los criterios establecidos por la Comisión del Salario”.

La oferta salarial que presentó el Gobierno el martes no respondió a las exigencias de esa comisión, y la que presentó hoy, aunque es mejor, según dijeron desde Agmer, no responde a las exigencias sindicales, como el blanqueo del Fondo de Incentivo Docente, un adicional que no llega a los jubilados porque se paga en negro.

La oferta de hoy fue presentada en la tercera reunión paritaria –la primera fue el viernes, la segunda el martes—en la Secretaría de Trabajo, y anunciada por el presidente del Consejo General de Educación (CGE), José Luis Panozzo, ante los representantes de Agmer y de la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET), los dos gremios con representanción en la mesa paritaria.

La oferta del Gobierno contempla un aumento del valor punto índice para cargos de jornada simple y jornada completa de un 16 % desde el mes de marzo y de un 10,5 % desde el mes de julio, dando un incremento acumulado de 28 %.

También, incluye una suba del valor del código 06 de un 16 % desde el mes de marzo y de un 10,5 % desde el mes de julio, dando un incremento acumulado de 28 %.

De ese modo, el salario inicial de bolsillo para el cargo testigo, el maestro de grado sin antigüedad, que en la primera oferta tenía un aumento del 27% acumulado, ahora tendría un incremento acumulado del 37%, en forma desdoblada.

En la segunda oferta que hoy presentó el Ejecutivo se prevé un incremento del 21%, a partir del 1º de marzo, y del 13% desde el 1º de julio.

De ese modo, el salario mínimo de bolsillo para el cargo testigo pasaría de los actuales $6.800 a $ 8.225 desde marzo, y $ 9.329 desde julio.

De acuerdo a lo que indicó Agmer, el Gobierno otorgará el aumento siempre y cuando los docentes no lleven adelante medidas de fuerza, y al normal inicio del ciclo lectivo el lunes.

Si bien los gremios valoraron “el mayor esfuerzo”, se señaló que “no se avanza” en el blanqueo del Fondo de Incentivo Docente, que hoy se paga en negro y no alcanza a los jubilados.

Tampoco el Gobierno dio respuestas sobre la devolución de los días descontados por huelga entre 2008 y 2015, y “no se tuvieron en cuenta muchos de los criterios planteados por la Comisión de Salario y Nomenclador de Agmer”, dijeron desde el sindicato docente.

Pero además, el gremio consideró que esa segunda oferta salarial del Gobierno se presentó “de manera tardía” y que la aceptación o no corresponde a los congresos, aunque de modo anticipada el gremio rechazó la oferta.

Mientras, convocó a un nuevo congreso provincial para este lunes.

Aunque el Gobierno no está dispuesto a esperar tanto.

“Los paritarios por el Gobierno plantearon que si la comisión directiva central de Agmer no asegura el normal inicio del ciclo lectivo, la propuesta será retirada y solicitaron precisiones respecto a las medidas de fuerza resueltas por el sindicato. Los paritarios por Agmer reiteraron que esa definición es facultad de la conducción del gremio, y que oportunamente sería comunicada, seguido lo cual el Gobierno planteó que esperarán hasta este sábado 27 de febrero a las 10 de la mañana para una respuesta sobre este punto en sede del Ministerio de Trabajo”, dice el acta de la reunión de ayer.

Por lo que se ve, siguen horas muy tensas, y el inicio de clases está cada vez más en dudas.
Fuente: Entre Ríos Ahora

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario