Denuncia realizada a través de la red social al Corralón Municipal

Desde la red social Facebook nos hemos hecho eco de una denuncia dirigida al Corralón Municipal de Concordia.
A continuación pegamos el extracto del texto que nos llamo la atención.

“¡ NO ME DIGAN ES UN PERRO !
Queremos contarles el lamentable hecho que nos está tocando vivir, y porque sabemos que en nuestra ciudad somos muchas las personas que amamos a nuestras mascotas, nos vemos en la obligación de comentar lo sucedido.

El pasado 11 de Agosto del corriente año, llevamos al Corralón Municipal a castrar a nuestra amada mascota (Chinita, una perrita mestiza de dos años de edad), ese día todas las mascotas eran entregadas cuando finalizaba la cirugía pero ella no, los que pasaban después de ella salían y nuestra Chinita no… Sin darme de esto, ya que en ese momento no sospechaba nada raro. Cuando me la entregaron, nos dieron 2 (dos) tabletas de pastillas para que tome dos por día y así fue. Pero transcurridos algunos días, la perrita despedía líquido por su parte genital y se sentía desganada y hasta con dificultades para mover una de sus patitas, motivo por el cual decidimos llevarla a una veterinaria particular para que la viera porque nos preocupaba su estado. Cuando la llevamos, la veterinaria que la vio nos dijo que contrajo un virus en la operación por lo que había que volver a abrirla y sacarle el útero porque estaba lleno de pus. Ese mismo dia quedo internada para una cirugía simple de aproximadamente media hora, cuando la abrieron, se encontraron con una situación horrorosa, coágulos de sangre en sus órganos todos pegados por un posible desangrado en la cirugía de castración que trataron de tapar cerrando todo sin decirnos algo al respecto. Demás está decir que a pesar de las 4 hs y media de cirugía, no pudo hacerse nada porque Chinita estaba con hipotermia y casi sin pulso por su grave estado.
Sumado al dolor inmenso que solo podemos entender los que amamos a nuestras mascotas, nos encontramos que cuando queremos hacer la denuncia, dos veces en la Comisaria Tercera, en Fiscalía y hasta en la Central, no nos quisieron tomar la denuncia, aduciendo que la denuncia tiene que ser civil y no penal. Lo más penoso de todo es que Chinita está en pleno proceso de descomposición y no podemos lograr que hagan la necropsia con el veterinario policial porque no nos toman la denuncia. Es una situación desesperante, ya que las puebas, independientemente de que las fotos de la última cirugía obtenidas y el informe de las veterinarias actuantes, no se podrá hacer necropsia. NO QUEREMOS RESARCIMIENTO ECONÓMICO, solo buscamos que este tipo de prácticas dejen de pasar y se tomen todas las medidas de seguridad e higiene necesarias, porque diariamente nos enteramos de más y más casos similares.
Dejemos de mirar para otro lado, denunciemos, nosotros tratamos de hacerlo por todos los medios pero no nos dejan!!! Si sabes de algún dato que nos sirva de ayuda por favor avisanos. Gracias.
FAMILIA RODRIGUEZ”

Ovbiamente el servicio que el corralón ofrece a la ciudad de Concordia es necesario, gracias a ellos cada vez son menos los animales que se abandonan en nuestra ciudad, aunque todavia hace falta una concientización mas a fondo. Pero tambien hay que saber que asi como en un hospital la higiene es fundamental y aun ási se contraen virus intrahospitalarios, en un quirofano donde pasan muchos animales en un solo día, las medidas de higiene deben ser extremas para que luego este tipo de denuncias no sean necesarias.

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario