Después de la tormenta se asiste a las familias damnificadas

A raíz de la tormenta desatada en la madrugada de este lunes, con fuertes vientos y granizo, se produjeron en distintas zonas de la ciudad anegamientos de calles y viviendas, voladuras de techos y cortes de luz parciales en distintos sectores. Barrios de la zona sur, de la zona noroeste y otros como el asentamiento del barrio Juan XXIII, donde se desbordó el arroyo Manzores, fueron afectados. La Municipalidad junto a Defensa Civil llevan adelante un intenso operativo de asistencia y atención.

Personal de Servicios Públicos y de Desarrollo Humano, junto a Bomberos Voluntarios, trabaja en las barrios afectados realizando el relevamiento de los daños que se produjeron y atendiendo a las familias que requieren asistencia y normalizando la circulación en las calles, al tiempo que la Cooperativa Eléctrica trabaja en el mantenimiento del servicio eléctrico para normalizar el servicio.

Además de las viviendas familiares que fueron afectadas, también se registró la caída de un poste de cableado en calle Ituzaingó y Avellaneda, en Etcheverría y Mons. D’Andrea, de un árbol en Tucumán y P. del Castillo, y otro en P. del Castillo y Catamarca, entre otros. No se han registrado hasta el momento daños físicos a personas.

Durante la tormenta ocurrida alrededor de las 3.30 AM, se registraron 52 mm de agua precipitada.

Las solicitudes de asistencia se canalizan a través de Defensa Civil al teléfono gratuito 100.

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario