Dura investigacion, aparentemente docentes “enfermos” trabajan en el sur del país

Aparecerían cobrando sueldos en ambos lados, “situación que hace sospechar de una posible connivencia de personas que trabajan en el Consejo de Educación”.
Domingo 20 de Septiembre de 2015
Habría quienes afirman que las firmas en certificados médicos “serían legítimas”.

De la investigación que se lleva a cabo en el marco de la causa de las licencias médicas docentes falsificadas, comenzaron a surgir datos que confirman diversas irregularidades en la situación que detentan numerosos educadores, varios de los cuales aparecen desde hace aproximadamente dos años con licencia por enfermedad, aunque estarían trabajando en escuelas del sur del país.

Las fuentes consultadas se mostraron sorprendidas por tal cuestión, “ya que el sistema debería haberlo detectado hace bastante tiempo, lo que lleva a pensar que esta situación irregular se ha materializado por una posible connivencia de personas que trabajan en el Consejo de Educación”.

De distintas localidades
Los informantes revelaron que la mayoría de los docentes que se ven implicados en dicha ilegal situación, pertenece a escuelas de distintas localidades del interior provincial, aunque también habría varios de establecimientos educativos de la Capital.

También se aclaró que hay otros docentes santiagueños que están trabajando en el sur del país, pero en esta provincia figuran con licencia sin goce de sueldo.

“Las situaciones detectadas serán analizadas en forma exhaustiva para adoptar las medidas legales que correspondan”, se indicó.

Las firmas de los médicos
Otra cuestión que se ha planteado en las últimas horas es que varios docentes afirmarían que las firmas insertas en los certificados médicos serían legítimas.

Incluso, se supo que al momento de exhibírsele las pruebas de cargo, la imputada Inés Abud de Bruchman habría reconocido certificados cuyas firmas fueron colocadas efectivamente por profesionales de Reconocimiento Médico.

Es por ello que la abogada Lorena Paz, defensora de la imputada, requerirá al juez Darío Alarcón que disponga la realización de pericias caligráficas, a fines de determinar si las rúbricas pertenecen —o no— a los firmantes.

“Para ello, debería convocarse a los médicos para el pertinente levantamiento del cuerpo de escritura, a efectos de cotejarlas con la que aparecen en los certificados y determinar si firmas y escritos fueron falsificados”, se indicó.

informe digital

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario