Eduardo Asueta: “En el Agua está la clave del futuro Desarrollo Entrerriano”

511 0

Así se manifestó Eduardo Asueta, actualmente a cargo del Consejo Regulador del Agua de la Provincia (CORUFA), del Ministerio de Producción de Entre Ríos. Adelantó que se está trabajando en abordar la cuestión Delta Entrerriano y en fomentar el riego y la sistematización del territorio provincial.
“En el Agua está la clave del futuro Desarrollo Entrerriano”
En una entrevista exclusiva con este medio se manifestó sobre aspectos de gobierno, y en particular sobre aspectos claves para el futuro de Entre Ríos.

¿Qué función está cumpliendo en el Gobierno Provincial?
Estoy colaborando con el Ministro de Producción Carlos Schepens. Gestionando la cuestión hídrica provincial, a través del Consejo Regulador del Agua, conocido como CORUFA, que es un Ente ubicado dentro del Ministerio de Producción, en el que también participan el Ministerio de Planificación, Colegios Profesionales y la Mesa de Enlace. Hay una firme decisión política del Gobernador y del Ministro de poner nuestros recursos hídricos en valor con criterios de desarrollo sustentable”

¿Qué perspectivas tienen?
Bueno, recién hemos comenzado a construir una dinámica de desarrollo y gestión, pero las perspectivas son realmente importantes. Estamos convencidos de que el desarrollo de la provincia vendrá de la mano de un aprovechamiento responsable del recurso agua. Lo que otrora eran los conflictos por el petróleo, próximamente serán los conflictos por el agua, y esto es así porque el agua es un factor clave para el desarrollo humano y hay una situación de escasez global, lo cual supone una importante mejora de la competitividad de nuestro territorio.

¿Y la situación en Entre Ríos?
Nosotros podríamos decir que somos ricos en materia de agua, pero en realidad la riqueza no está dada por el recurso, sino por la capacidad de aprovecharlo. Hoy sólo un 3 % del territorio provincial cuenta con riego o alguna forma eficiente de sistematización. Tenemos aproximadamente 3 mil cursos de agua en gran medida desaprovechados. Una hectárea que cuesta U$S 4.000, con una inversión de U$S 2.000, puede producir lo mismo que produce una hectárea que en la Provincia de Santa Fe o Buenos Aires cuesta U$S 15.000. La ecuación es muy interesante, no es tan lineal como la expuse, pero nos aporta una idea de la oportunidad que tenemos en nuestras manos.

¿Porqué no es tan lineal?
Porque de por medio debe haber capacidad financiera y todo un paquete tecnológico que supone saber regar, saber tratar el suelo y saber producir.

¿Qué perspectivas tienen para el Delta?
Bueno, el problema que hoy tenemos con el Delta es que no sabemos bien para qué sirve, ni cómo cuidarlo. El humedal ocupa más del 15 porciento del territorio provincial, y actualmente conviven allí el subdesarrollo y el daño ambiental, a pesar de estar rodeado de puertos, en el ombligo de la Pampa Húmeda; queremos revertir esa situación, e iniciar un proceso de desarrollo verde, o sostenible. Estamos proyectando modelos de negocios verdes apropiados para el Delta, un Master Plan de Ordenamiento Territorial y creemos que están dadas las condiciones para avanzar por ese camino.

¿Y las inundaciones?
Es la contracara de esta oportunidad. La sistematización de los recursos hídricos no es sólo una oportunidad, además es una necesidad. El cambio del modelo productivo de ganadería extensiva con monte bajo, al modelo de cultivos, que de hecho consume mucho menos agua, ha generado que las napas de agua en vez de estar a 15 metros estén mucho más próximas de la superficie, lo cual sumado al cambio en los regímenes de lluvia, entre ambos factores están causando estas inundaciones recurrentes. Por eso, la necesidad de ordenar el recurso hídrico para evitar inundaciones es la contracara de la oportunidad de lograr un despegue de desarrollo sostenible en nuestra provincia.
“Un Claro Proceso de Fortalecimiento Institucional”.

Cambiando de tema, ¿cómo ve la situación de la provincia?
Veo que se está capeando una situación realmente compleja, hay un contexto complicado en el plano internacional, nacional, y provincial. Hay déficit estructural y siete de cada diez pesos que gasta la provincia vienen del gobierno nacional, obviamente eso tiene su significancia política. Sin embargo veo que hay un claro proceso de fortalecimiento institucional que viene revirtiendo esta situación.

¿Por qué?
Porque la calidad institucional es más importante de lo que la mayoría cree, cuando no hay calidad institucional el empleado público no se compromete, los recursos públicos no se cuidan, la ciudadanía no colabora, aumenta la evasión, los sectores productivos no colaboran ni articulan y cuando hay calidad institucional esta situación se revierte positivamente.

¿En dónde ve una mejora en la calidad institucional de la provincia?
En muchos aspectos, ha mejorado muchísimo el control del gasto público y en consecuencia la calidad del mismo, hay un clima de trabajo entre oposición y oficialismo en el poder legislativo y a su vez entre éste y el ejecutivo, el poder judicial pasó a ser controlado por las vías institucionales de juicios político, a la vez que no se ha registrado ninguna injerencia indebida del ejecutivo en sus asuntos, también hay un clima de trabajo en la administración pública, ha habido una clara y saludable reconciliación entre el gobierno provincial y los sectores productivos, más allá de algunos problemas en general hay una buena relación entre el gobierno y diversos sectores social.

¿Qué perspectivas cree que tiene Entre Ríos?
Creo que son buenas, más allá de la coyuntura del contexto, la provincia está ubicada en el corazón del cono sur, del eje San Pablo, Buenos Aires, Santiago. Tiene una buena composición social y demográfica, tiene muy buena conectividad y muy buenos recursos naturales. Sin embargo es preciso tener conciencia de que a pesar de nuestras potencialidades venimos atrás de otras provincias, inclusive de provincias que tienen menos potencialidades objetivas. Es preciso que los entrerrianos tomemos nota de nuestros retrasos, no para mortificarnos, sino para esforzarnos y tener vocación de cambio y transformación.
Heraldo

Dejá tu opinión o comentario