El agua de la canilla en San Juan no es potable

Un nuevo estudio realizado tras el derrame de solución cianurada el pasado 13 de septiembre por parte de la mina Veladero, detectó la presencia de cianuro en el agua potable y en el agua para riego en San Juan.

Pasaron tres meses desde el derrame de un millón de litros de solución cianurada en el río Jáchal, San Juan, ocasionado por la empresa minera Barrick Gold (13 de septiembre). Ahora un nuevo análisis (el cuarto rrealizado hasta el momento) encargado y costeado por una jubilada que vive en la localidad Tamberías demostró que el agua de la canilla en la zona no es potable.

El estudio fue realizado por el laboratorio privado Raña SRL de Neuquén, en base a tres muestras tomadas en Tamberías un mes después del derrame. Las tres muestras consisten en agua de riego, agua de la canilla y agua mineral. Solamente la última fue considerada apta para el consumo humano, ya que el agua de riego fue considerada “químicamente no potable” por superar los límites que el artículo 982 del Código Alimentario establece para el arsénico, los cloruros y la dureza. Por su parte, con el agua de canilla sucedió algo similar, ya que sus valores de cloruros y sulfatos, su dureza y los sólidos disueltos totales superaron el máximo recomendado por el Código Alimenticio para el consumo humano.

Se trata del cuarto estudio que confirma la contaminación en el agua como efecto del derrame de cianuro en Veladero: uno corresponde a la UTN, en el que destaca la presencia de cianuro en un dique; el informe de la Universidad Nacional de Cuyo que causó revuelo en el gobierno de San Juan y en el que destaca la presencia de varios minerales pesados en los ríos de la zona y el informe presetnado la semana última por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS), cuyo reporte preliminar indica que los valores de cianuro en el río Potrerillos no son aptos para la vida acuática, pero sí para el consumo humano.
el federal

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario