EL CCISC TRAS EL RESARCIMIENTO HISTORICO

Pedido oficial para que la energía eléctrica tenga un precio acorde a los derechos de los concordienses

El Centro de Comercio, Industria y Servicios de Concordia gestiona ante los gobiernos nacional y provincial y ante la CTM que el resarcimiento histórico se traduzca en las facturas de electricidad que empresas y ciudadanos de Concordia deben afrontar mes tras mes.

Los habitantes de la ciudad cargan sobre sus espaldas un valor energético que lejos está de corresponderse con las promesas que alentaron la construcción de la represa de Salto Grande.

Los tiempos van sumándose y estamos a la altura de los cuarenta años de la construcción del complejo y, en materia energética, somos una de las ciudades más caras del país, con lo cual nuestras expectativas de desarrollo van quedando relegadas y nosotros resignándonos.

En el intento de no caer en esa postura, el CCISC ha enviado notas a los siguientes lugares:

·CTM: Solicitando subsidie el costo del Alumbrado Público de nuestra ciudad, el cual representa hasta un 16% de la facturación.

·PRESIDENCIA DE LA NACION: Solicitando se exceptué del IVA a las Facturas de Concordia, con el código postal 3200. Esto es, el 21% y el 27%.

·GOBIERNO DE ENTRE RIOS: Solicitando no aplicar el artículo 29 del contrato de concesión entre el Poder Ejecutivo y la Cooperativa Eléctrica de Concordia, donde se aplica una contribución única del 8,7%

·GOBIERNO DE ENTRE RIOS: Solicitando la reducción al 50% de la aplicación del Fondo para el Desarrollo Energético de Entre Ríos, que significa un 18% para quienes consumen más de 300 kw, teniendo en cuenta que dicho fondo se nutre fuertemente de las regalías que llegan a la provincia y que en otras ciudades se descuentan directamente en la factura. Este beneficio no lo tenemos los concordiense en la factura de electricidad.

Si toda esta gestión se coronara con éxito, nuestros hogares y empresas se verían beneficiadas con un 50% de descuento en la Facturación de la Energía Eléctrica, llegando a concretarse un sueño de toda nuestra población, que por cierto ve pasar el tiempo sin que nadie haya merituado el esfuerzo de las “Fuerzas Vivas” y de la comunidad toda para que la represa de SALTO GRANDE fuera construida.

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario