El CFI otorgará créditos a tasa cero a comerciantes inundados

Este martes, funcionarios provinciales del CFI (Consejo Federal de Invenrsiones) y de la Municipalidad de Concordia presentaron las líneas de crédito especiales para los comerciantes y empresarios afectados por las inundaciones. El organismo otorgará créditos a tasa cero y con 12 meses de gracia a los comerciantes afectados por la creciente del río Uruguay en Concordia.

Continuando con las políticas en conjunto que llevan adelante la Municipalidad y el Gobierno Provincial, buscando acercar herramientas que permitan revertir la crisis que significó la histórica inundación vivida en la ciudad, esta mañana se realizó la presentación de una línea de créditos especial del Consejo Federal de Inversiones CFI.

Rolando Kaehler, coordinador del CFI en Entre Ríos, junto al equipo técnico del organismo y funcionarios municipales brindaron información detallada sobre la modalidad de acceso a estos créditos especiales. “Estamos aquí por solicitud del intendente Enrique Cresto y por mandato del gobernador Bordet y del ministro de gobierno Mauro Urribarri, a raíz de la emergencia hídrica que ha sufrido fundamentalmente Concordia, y en menor medida también otras localidades de la zona”, señaló Kaehler.

El motivo de la visita a la ciudad es para “aclarar e informar cómo es que funciona la línea de créditos del CFI para los comerciantes que fueron afectados por la inundación”, explicó.

En este sentido, Kaehler detalló que “tenemos disponibles para cada caso, créditos hasta 100 mil pesos a tasa cero con 12 meses de gracia y 36 meses de amortización, a sola firma”, resumió destacando los beneficios de los mismos.
“Hemos hablado con el Banco de Entre Ríos que es el agente financiero, para que los trámites se agilicen lo más que se pueda, para que todos aquellos que lo soliciten y luego de que el municipio haya certificado, podamos otorgarle rápidamente”, comentó.

“También hemos convenido con el banco que no va a ser necesario apertura de cuenta corriente ni va a haber ningún gasto oneroso, sino que se va a manejar a través de una caja de ahorro”, explicó en diálogo con la prensa.

También señaló que respecto a la documentación requerida será la mínima, “tenemos un formulario simplificado, a los fines de ahorrar tiempo, y el municipio va a certificar quienes fueron los afectados. Se evalúa una manifestación de bienes, que la evalúa el banco”, dijo y explicó que “en este caso no estamos analizando patrimonialmente, por supuesto que si aparece que es un deudor importante, el banco hará la observación, pero se busca simplificar y llegar con el beneficio a todos los empresarios y comerciantes afectados por las inundaciones que lo necesiten”, concluyó.

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario