El corralito de Grecia provoca fuertes pérdidas en las bolsas internacionales

Los principales mercados concluyeron la jornada con fuertes pérdidas en respuesta al agravamiento de la situación de Grecia, tras la instauración de un “corralito” y el cierre de los bancos y del mercado de cambios hasta después del referedum convocado por el Gobierno de Syriza para el próximo domingo.

Las Bolsas europeas registraron importantes caídas de entre el 2% y el 5% debido al temor de que Grecia, tras el fracaso de las negociaciones con sus acreedores, y con un “corralito” en vigor, sea incapaz de hacer frente a sus pagos y salga del euro.

Este principio de pánico se extendió al otro lado del Atlántico donde los mercados estadounidenses, con Wall Street a la cabeza, se resintieron y cerraron en baja tras operar toda la jornada con signo negativo

Este principio de pánico se extendió al otro lado del Atlántico donde los mercados estadounidenses, con Wall Street a la cabeza, se resintieron y cerraron en baja tras operar toda la jornada con signo negativo.

El índice industrial Dow Jones de la Bolsa de Nueva York finalizó con una caída del 1,95%, un porcentaje algo menor pero similar a la pérdida del 2,09% con la que cerró el índice Standard & Poor’s y por debajo también del 2,40% negativo que registró el Nasdaq, de valores tecnológicos.

El fracaso de las negociaciones de Atenas con el Eurogrupo y la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de no elevar la asistencia de liquidez a las entidades financieras griegas ha derivado en la forzosa imposición de un “corralito”por parte del gobierno del primer ministro, Alexis Tsipras, y la declaración de un feriado bancario y cambiario hasta el martes de la próxima semana.

Los mercados europeos y de todo el mundo han sentido el golpe y la incertidumbre ha ganado a los inversores ante la falta de claridad sobre el futuro de Grecia, dentro o fuera de la Eurozona, y sobre hasta qué punto esto afectará a la moneda única y a los países más débiles de la periferia europea, como Portugal, Irlanda o España, sin olvidar la precaria situación en que se encuentra Italia.

Para agravar este cuadro, Atenas anunció hoy que mañana no podrá hacer el pago de 1.600 millones de euros que debía hacer al Fondo Monetario Internacional (FMI), lo que implica la entrada en default técnico para Grecia, lo que se suma al control de cambios (“corralito”) y el cierre de los bancos.

Esto explica que desde la apertura de los mercados esta mañana, hasta su cierre por la tarde, las principales plazas del mundo registraran pérdidas muy grandes, en tanto que los índices de riesgo-país se elevaran en los países del sur de Europa, como en el caso de España donde se elevó 70 puntos básicos en la apertura.

El principal sector que arrastró los mercados durante todo el día fueron los bancos, indudablemente el segmento más afectado por la perspectiva de una suspensión de pagos “sine die” por parte de Grecia.

No hay que olvidar que los bancos de la Eurozona y de toda la Unión Europea (UE), con los alemanes y franceses en primer lugar, son los acreedores de 160.000 millones de euros, la mitad de la deuda externa de Grecia.

A pesar de los mensajes de calma surgidos del comisario de Asuntos Económicos y Financieros de la UE, el francés Pierre Moscovici, quien dijo que las puertas de la negociación siguen abiertas, los inversores no confían en que la situación mejore.

Por el contrario, la presión que ejerce el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, quien pidió a los griegos que voten “sí” al plan de ajuste propuesto por el Eurogrupo, aleja las posibilidades de un acuerdo entre Grecia y Europa en el corto plazo.

La subida del índice de riesgo país así lo confirma: en España, ese indicador ha mostrado al final una suba de 155 puntos básicos; en Italia, una suba de 160 puntos y en Portugal, 229 puntos.

Pese a la convulsión que se ha generado en el mercado por Grecia, los expertos de Fidelity han considerado que el riesgo de un impacto significativo fuera de Grecia es limitado, y han dicho que aunque se está viendo el máximo nivel de preocupación, muy pronto los inversores volverán a centrarse en sus temas locales.

“No hay pánico, este es el principal punto a destacar”, dijo, por su parte, Renaud Murail de Barclays Bourse en París. Sin embargo, el experto dijo que como es muy difícil para el mercado especular sobre un escenario político tan incierto, los inversores recortan posiciones.

El índice FTSE de la Bolsa de Londres también cerró con una pérdida de 1,97%, mientras que en la Bolsa de París el índice CAC40 mostró un desplome mucho mayor, del 3,74%, una cifra apenas superior a la caída del 3,56 experimentada por el índice DAX de la Bolsa de Frankfurt.

Mucho más pronunciado fue el descenso en Milán, donde el índice MIB registró un negativo 5,17%, el mayor entre las Bolsas de la Europa occidental.

Incluso la siempre sensible Bolsa de Madrid tuvo una pérdida un poco menos en su índice IBEX35 que se dejó un 4,56%.

El índice AEX de la Bolsa de Amsterdam perdió un inusual 3,50%, en tanto el OMX de la Bolsa de Estocolmo descendió un 3,01% y las acciones en la Bolsa de Zurich retrocedieron un 1,54%, una pérdida menor que puede deberse a que no integra la Eurozona.

El euro, por su parte, registraba una leve alza frente al dólar a un nivel de 1,1177 dólares, después de que el domingo la moneda única cayera bajo el umbral de 1,10 dólares, a 1,0955 por cada billete verde, tocando un mínimo en cuatro semanas.

Finalmente, el índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cedió un 2,8%, su nivel más bajo desde el 19 de junio y su mayor caída diaria desde el pasado 6 de enero.

fuente Telam

Redacción Concordia Directo

Dejá tu opinión o comentario