El cuerpo de una mujer y la forma en que se mueve puede decir mucho de su sexualidad

Si tiene un paso fluido y ligero, lo suyo son los orgasmos vaginales
Tanto es así que según publica The Journal of Sexual Medicine, se podría adivinar si una mujer tiene orgasmos con regularidad sencillamente contemplando cómo camina.

El estudio, llevado a cabo por investigadores de la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica), los orgasmos vaginales, además de ser muy beneficiosos para la salud física y mental femenina, (su poder anti estrés es incuestionable), ayudan a relajar los músculos y eso afecta a la forma de andar de las mujeres.

En concreto, una mujer con una buena capacidad orgásmica camina de una manera fluida y libre, sin rigidez ni bloqueos musculares.

Suele pisar fuerte, con seguridad y energía. Aunque no todos lo perciban (ni siquiera ella misma) desprende cierto aire de sensualidad precisamente porque no se da cuenta. Un plus que le hace parecer más atractiva a los ojos de los demás, ese ‘no se qué’ que hace que cuando pase las cabezas se vuelvan para observar ese bamboleo casi imperceptible.

La relación que tengas con tu cuerpo y el conocimiento del mismo también tiene mucho que ver en tu forma de moverte (y de expresarte en el tú a tú). (Foto: Getty Images)

Para demostrarlo, los investigadores se limitaron a observar vídeos de mujeres caminando por la calle, y ‘adivinar’ si esas mujeres habían experimentado o no orgasmos con un 81,25% de acierto.

Con anterioridad, las voluntarias completaron varios cuestionarios sobre su comportamiento sexual. Además fueron divididas en dos grupos, las que dijeron que “a menudo” o “siempre” tienen orgasmos vaginales y las que dijeron “nunca” o “rara vez”. Después se les pidió que caminaran 100 metros, mientras pensaban en cosas placenteras, como estar en una playa tomando el sol, y luego otros 100 metros con el mismo escenario pero pensando en un hombre que les gustara.

El tipo de zancada (si es corta, malo) y la forma de ‘balancearte’ podrían dar pistas sobre tu capacidad orgásmica. (Foto: Getty Images)

Los resultados mostraron que las mujeres orgásmicas por vía vaginal no bloqueaban los músculos pélvicos. Por tanto, el paseo se percibía como algo muy natural, sin ‘obstáculos’ entre las piernas, la pelvis, la columna vertebral y el movimiento.

La investigación corrobora así que la musculatura tiene efectos importantes sobre la función sexual, así como que el orgasmo vaginal es muy diferente del que causa la estimulación del clítoris.

Estas conclusiones pueden ser una herramienta útil para las terapias sexuales ya que se podría incorporar la corrección postural y la respiración en el tratamiento de algunas disfunciones sexuales.

Aunque otras investigaciones relacionan el impacto del orgasmo en la salud corporal, en esta el único objetivo era conocer sus consecuencias en el movimiento general del cuerpo femenino.

No obstante, otros expertos opinan que pueden ser las características anatómicas de una mujer las que las predispongan para tener mayor o menor tendencia a experimentar orgasmos vaginales. El reducido tamaño muestral (solo 16 estudiantes belgas) y no haber contemplado otra serie de variables cuestionan la validez de este trabajo, que sería meramente anecdótico para algunos especialistas en sexualidad femenina.
yahoo

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario