El entrerriano del que todos hablan

No se trata del gobernador Urribarri; ni del CEO de YPF, Galuccio. Tampoco es el goleador Bou o el youtuber Julián Serrano. Es juez y ganó protagonismo por una causa vinculada al pacto con Irán. ¿Quién es?

El Gobierno apartó al juez entrerriano Juan Carlos Gemignani de la Sala de la Cámara de Casación que debía definir la validez del tratado con Irán por el caso AMIA. La jugada fue instrumentada a través de dos magistrados suplentes que fueron designados por la mayoría K del Consejo de la Magistratura. Esas subrogancias fueron cuestionadas y se prevé que la Corte podría anular la ley que permitió su aplicación en los próximos días.

El fiscal y vicepresidente de la Asociación de Magistrados, Ricardo Sáenz, calificó la decisión judicial como “muy grave” y recordó que la causa por la constitucionalidad del pacto con Irán se une directamente con la denuncia que realizó Alberto Nisman pocos días antes de su dudosa muerte.

“Toda esta movida la instrumentó el Gobierno para defender el pacto con Irán. Apartaron a Cabral y a Gemignani porque iban a votar en contra de la constitucionalidad”, analizó Sáenz en diálogo con Luis Novaresio en radio La Red.

Luis Cabral es el primer juez que fue removido de la causa cuando estaba todo listo para que se emitiera el fallo. Su apartamiento también fue decidido por los consejeros que responden al oficialismo y generó una fuerte polémica política y judicial.

En lugar de Cabral fue designado Claudio Vázquez, un abogado de Lomas de Zamora afín con el oficialismo. Con todos estos movimientos en la conformación del tribunal, el Gobierno ganó tiempo para que la resolución no se dicte antes del 10 de diciembre.
Vacantes

El fallo conocido el martes 3 de noviembre generó dos vacantes en la Sala I. Es que además de la remoción de Gemignani, se aceptó una excusación planteada por la jueza Ana María Figueroa. Su situación es más compleja. Gemignani la acusó de haber atrasado deliberadamente su actuación en el caso para posibilitar la remoción de Cabral. La magistrada alegó “violencia moral” y la Cámara finalmente aceptó su pedido para no participar en la sentencia que definirá la suerte del memorándum.

Ahora, la Cámara de Casación deberá designar a los nuevos jueces que deberán integrar el tribunal para resolver sobre la validez del Memorándum con Irán. En primera instancia, el juez federal Rodolfo Canicoba Corral había rechazado el amparo presentado por AMIA y DAIA y había avalado el tratado. Esta sentencia fue revocada por la Cámara Federal porteña y ahora se espera un fallo del máximo tribunal penal que ponga fin a la discusión.

“Horror”
El secretario general de la DAIA, Jorge Knoblovits, calificó la remoción de Gemignani como un “horror judicial”. “Es una maniobra que sigue llenando de desprolijidades esta causa, en una defensa desesperada y de último momento de un memorándum que de todas maneras, aun pretendiendo que se lo declare constitucional de una manera ilegítima, nunca va a ser aplicado”, agregó.

¿Quién es Gemignani?
Gemignani juró en el cargo en diciembre de 2011, durante un acto que se realizó en el Salón Auditorium de los tribunales de Comodoro Py 2002, recuerda en una publicación de mediados de año que hizo el sitio

“Informe Digital”.
Es hijo del abogado Juan Carlos Gemignani, quien fuera integrante del Superior Tribunal de Justicia (STJ) de Entre Ríos durante la última dictadura cívico-militar, designado en mayo de 1976 por el gobernador de facto brigadier Rubén Di Bello.

Gemignani hijo se desempeñó como abogado en Paraná y participó en casos penales resonantes. Su segunda esposa, la concejal radical Mercedes Lescano, murió en 2003 en un auto conducido por Sergio Varisco, que impactó contra un camión en el Acceso Norte.

El viernes 7 de marzo de 2013 integró el tribunal que condenó al ex presidente Carlos Menem y el ex ministro de Defensa, Oscar Camilión, por contrabando agravado de armas a Ecuador y Croacia, que se realizó entre los años 1991 y 1995. En febrero de 2014 Boudou intentó desplazar de la causa Ciccone a Geminiani al presentar un pedido de recusación, que finalmente fue rechazado.
Fuente: Infobae – Informe Digital

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario