El gobierno dejará a CFK como una de las presidentas más ricas de la historia

Cristina Kirchner dejará el gobierno la próxima semana y lo hará como una de las presidentas más ricas de la historia.

Se va con más de $64 millones de fortuna: 26 propiedades, plazos fijos por $31 millones y, casi como un símbolo, se retira de la gestión con una deuda de $12.640 con Lázaro Báez, que administró sus hoteles.

Justamente esa mezcla entre lo público y lo privado tiene hoy a Cristina y su familia bajo la lupa de la Justicia.

Los Kirchner no sólo abrieron hoteles propios durante su gestión, sino que estos alojamientos fueron contratados groseramente por beneficiarios de la obra pública, como su socio Lázaro Báez, o por empresas del Estado como Aerolíneas. En muchos casos, sin siquiera utilizar esos servicios.

Cuando llegaron a la Casa Rosada en 2003, el matrimonio Kirchner declaró un patrimonio de $6.851.810. Los inmuebles fueron la base de su riqueza todos estos años llegando a declarar sólo en concepto de alquileres, más de $10 millones anuales. Hasta entonces Cristina no tenía grandes propiedades, la mayoría pertenecían al ex presidente.

Cinco años después, en la primera declaración jurada de Cristina como sucesora de Néstor frente al gobierno, declaró bienes por $ 17.824.941: 11 millones de pesos más que cuando pisaron Balcarce 50 por primera vez.

En un año dieron un salto sustancial, algo que reflejó la siguiente declaración jurada presentada en 2009. La fortuna del matrimonio fue de $46.036.711, un incremento del 158%.

En ese entonces, la Mandataria atravesaba el segundo año de gobierno y ante la OA declararon la venta de 16 inmuebles por $14.525.800, y depósitos bancarios que pasaron de $ 13.515.021 a $ 32.174.258. Ese mismo año, Kirchner creó dos firmas: Co Ma SA y Hotesur hoy investigada por presunto lavado de dinero.

Con el mismo ritmo, la fortuna presidencial continuó en ascenso. En 2010m la Mandataria presentó la declaración de bienes correspondiente al 2009, mostrando un patrimonio de $ 55.537.290: casi $ 10 millones más que el año anterior.

El año siguiente fue el de mayor fortuna de los Kirchner. Con un incremento de $ 15 millones, declararon una fortuna de $ 70.554.419.

La próxima declaración jurada de Cristina Kirchner, incluyó los bienes heredados tras el deceso de Néstor.

La herencia fue de $31.637.916. Los bienes del ex presidente se dividieron en un 50% para la Mandataria y el 50% restante entre sus hijos Máximo y Florencia.

En términos globales, esto causó un descenso de los $70 millones (del 2009) a $ 39.666.433 en la fortuna de Cristina que sólo tenía una casa en Río Gallegos, un departamento en Recoleta y acciones de Los Sauces S.A.

Entre 2011 y 2012 su patrimonio volvió a crecer: pasó de $ 40.120.571,95 a $ 48.213.189.

Con 26 propiedades declaradas, en 2013 su riqueza creció cerca de $7 millones (un 15%). Ante la OA declaró bienes por $ 55.304.793.

Su última declaración jurada antes de dejar el sillón de Rivadavia, mostró otro año favorable: $ 64 millones.
Clarin

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario