El Intendente y la Fundación trabajaran en conjunto para terminar con un conflicto que lleva 8 años por la ocupación ilegal de terrenos de la Fundación.

El Intendente de Concordia, Enrique Tomás Cresto se reunió con integrantes de la Fundación, su Presidente la Prof. Zunilda Olivia Zamarripa, el Asesor Legal el Dr. Celedonio Alberto Rodríguez y la Dra. María de los Ángeles Petit, acompañados por el Concejal Alberto Zadoyko.

En la reunión se trataron temas relacionados con los terrenos, que son propiedad de la Fundación, se encuentran usurpados hace más de 8 años, la necesidad de regularizar esa situación en beneficio del Movimiento de Solidaridad y Esperanza y de los vecinos que se encuentran asentados en forma irregular

El Concejal Zadoyko presentó un proyecto de pedido de regularización en 2012, tiempo después la Prof. Zunilda Olivia Zamarripa hizo uso de la Banca del Pueblo en el Concejo, estamos hablando de los terrenos ubicados en Concejal Veiga y España, que tienen sentencia firme de desalojo desde el 2007, aunque nunca fue la intención del Padre Andrés Servin, fundador de la Fundación, hacerla efectiva.

La Fundación fue creada en el año 1989 y desde entonces se ocupa de educar, incluir y recuperar a niños y jóvenes fuera del sistema educativo vigente y para lo cual administra hoy 4 establecimientos escolares, entre ellos la Escuela 50 Solidaridad y Esperanza (Primaria) sita en el Barrio Tiro Federal, Nº 218 La Viña (Primaria) y Nº152 Nueva Cepa, de Formación Laboral para capacitación profesional y la Nº 195 Olivia Córdoba de Scattini (secundaria) que cumplen una función social para toda la comunidad, por lo que durante el encuentro se analizó la firma de un convenio por el que los terrenos serían donados al Municipio y en contrapartida, la gestión de Cresto realizaría los trabajos de mantenimiento de los establecimientos escolares y gestionaría la ampliación de la Escuela La Viña a través del Gobierno de la Provincia.

“La intención del Intendente es que esos terrenos y los vecinos que allí estén ubicados ingresen en el Programa Mi Casa de regularización dominial y que la Fundación pueda continuar brindando y ampliando sus labores escolares y sociales, tal y como lo soñó el Padre Servin, ” puntualizó Zadoyko.

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario