El nuevo crédito hipotecario para todos de Macri llegaría en abril

Ya está casi todo listo. Es la apuesta del Presidente para cumplir 1 millón de créditos hipotecarios

Incontables son los argentinos que desean ver la promesa de Mauricio Macri, antes de ser presidente, de entregar 1 millón de créditos hipotecarios, algo que anunció en las elecciones presidenciales. Por eso, en una carrera contra el tiempo, Cambiemos tiene todo listo para lanzarlo y el mes sería abril.

Tomás Marolda, directivo de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA), es una de las personas que trabaja junto al equipo económico presidencial para lanzar el nuevo crédito hipotecario.

El sistema apunta a replicar el modelo chileno, que ya dio muestras de ser exitoso, pero adecuado a las características complicadas de estas latitudes donde millones de argentinos están obligados a alquilar y pagar sumas muy altas por viviendas temporarias.

Según el sitio especializado Reporte Inmobiliario, “para un asalariado que gana un sueldo promedio, la compra de una vivienda resulta hoy más complicada que hace 14 años, es decir, antes de la crisis de la convertibilidad”.

“El nuevo programa de créditos hipotecarios tiene como punto de partida el mes de abril. Como ocurre con otras iniciativas en las que nuestro sector ha tomado parte, hemos trabajado en la elaboración del plan junto con los funcionarios del Ministerio de Economía”, expresó Marolda, quien agregó que “a diferencia de otras propuestas que el Gobierno tiene para el desarrollo o venta de inmuebles, el sistema de créditos que viene no tomará la forma de un proyecto de ley que vaya a debatirse”.

Hasta ahora se sabe que los créditos se activarán vía circular del Banco Central, pero el tema más complejo es cómo relacionarlo con el índice bajo el cual se ajustará el valor de las cuotas. Por el lado de los bancos, las reuniones con el equipo de trabajo del Gobierno ya han comenzado. En estos días se están puliendo algunas cuestiones y escuchando algunas voces.

Los banqueros que participan de la iniciativa anticipan que el financiamiento cubrirá hasta el 70% del total tasado de la propiedad y que el grupo familiar deberá contar con ingresos que ronden los $25.000.

Para que más personas puedan calificar, el Gobierno quiere que la relación “cuota-ingreso” baje del 30% al 25%. Los directivos de las entidades están evaluando cómo cubrirse del mayor riesgo ante un impago.

Pese a que lo más complejo es relacionar el nuevo crédito a la inflación y que quienes destinen el dinero no pierdan, Macri quiere acelarar el programa y cumplir su promesa. Incluso, ya hay quienes adelantan que en pocas semanas se hará el anuncio oficial.

De concretarse con éxito su plan de hipotecarios, será una “caricia” para la clase media que llegará tras la devaluación y el tarifazo y un logro político de gran valor hacia el presente y futuro de la actual administración.

Eso sí, de una vez por todas, deberá ser realmente, un crédito para todos y todas.
INFORME CONSTRUCCION

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario