EL PADRE PETELÍN Y EDUARDO ASUETA ACLARAN SOBRE INFORMACIÓN MALICIOSA

En un comunicado conjunto, el Padre Daniel Petelín y el Dr. Eduardo Asueta respondieron a información maliciosa emitada por medios periodísticos locales, dando cuenta de que el alejamiento de Cáritas del Banco de Alimentos gestionado por CEDESCO se debió exclusivamente a motivos internos de Cáritas, aclarando que “no se puede poner en dudas la buena fé y la honestidad tanto de CEDESCO como de Cáritas Concordia, en un emprendimiento a pulmón que logra evitar el desperdicio alimentario para ayudar a personas que pasan necesidades.”

El Padre Petelín aclaró que “se intentó sacar de contexto lo expresado para perjudicar a CEDESCO, y en especial a Eduardo Asueta, y se utilizó el nombre de Cáritas para ese cometido. La Comisión Directiva de Cáritas de año 2017, en la que yo actuaba como vicepresidente y llevó adelante el Programa del Banco de Alimentos con CEDESCO sabe que tanto Asueta como todos los miembros de la Ong actuaron con plena buena fé y honestidad. Las divergencias ocurridas tienen que ver exclusivamente con una forma de cuantificar lo recibido por el Banco de Alimentos, que pudo haber sido un error o una divergencia que ambas partes sostuvimos, pero aclarando que nunca se puso en dudas la honestidad de CEDESCO, de Eduardo Asueta, ni de Cáritas”.

Por su parte, Eduardo Asueta informó que “Es lamentable que por oscuras motivaciones políticas se ataque un emprendimiento social como el Banco de Alimentos que ha permitido evitar el desperdicio de alimentos, para colocarlos en donde hay necesidades concretas. El banco de alimentos se sostiene por el espíritu social de concordienses que realizan todo a pulmón, en el Banco de Alimentos no se maneja dinero, sino sólo alimento destinado a personas con necesidades alimentarias, es macabra la manipulación de información de un tema tan delicado para sacar rédito político. Eso habla muy mal de la cultura política local”.

Por último Asueta sostuvo que “Leímos con sorpresa las noticias, pero inmediatamente nos comunicamos con Petelín, quien nos informó y nos dijo que nos quedáramos tranquilos, que lo iba a aclarar. Esto ocurrió un año atrás, pero fue reflotado con mala intención. Las divergencias fueron reales, y justificadas, pero ello no autoriza a poner en dudas la credibilidad de Cáritas y de Cedesco, porque es lógico que entidades como estas tengan divergencias, porque son diferentes, y eso no hace a nadie mejor ni peor. Estas entidades viven de la credibilidad, por eso es terrible que se las haya intentado dañar. Sin dudas muchos de los problemas que tiene Concordia tienen que ver con esta cultura política que uno intenta superar.”

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario