El Rey Juan Carlos ofreció dos millones de euros para intentar salvar a la Infanta de la cárcel, según Manos Limpias

Miguel Bernard, secretario general de Manos Limpias, aseguró en una conversación telefónica con la abogada Virginia López-Negrete que el Rey emérito había ofrecido dos millones de euros a la organización a cambio de que retiraran su acusación de parte del caso Nóos. ¿Su objetivo? Salvar así a la Infanta Cristina de ir a la cárcel.

La información ha sido publicada por el diario El Mundo, que ha tenido acceso a la grabación de la conversación, que se produjo a finales de 2015. En ella, se habla de que personas del entorno del monarca se harían cargo del pago. En concreto, Bernard asegura que el marqués de Mondejar ha tenido un reunión con él en el que le ha comentado lo siguiente: “El ofrecimiento que hace en el siguiente sentido: dos millones de euros y a parte todos los gastos que haya habido del juicio pagados. Por lo tanto serían dos millones y lo que sea 300.000 o 400.000 de lo que pueda suponer el juicio. Y para que no hubiera ningún rastro, todo ‘cash’. Para no comprometer a nadie. Ni a ellos mismos”.
Ver fotos

Ante esta revelación, la letrada López Negrete pregunta qué es lo que quieren a cambio de esta sustanciosa oferta: “¿que nos retiremos de la acusación previa?”, cuestiona, a lo que su interlocutor responde “a ver de qué manera, de qué forma jurídica se pueden retirar”.La respuesta de la abogada es contundente: “Nos quieren despachar con dos millones de euros, pero qué hijos de puta son”.

A partir de ese momento los dos miembros de Manos Limpias analizan qué hacer en caso de que acepten la oferta: las implicaciones legales, la respuesta de la opinión pública o las sospechas de que hubiera existido un acuerdo extrajudicial con la Casa Real.

En ese momento, juntos analizan cómo los medios de comunicación analizarían la salida de Manos Limpias de la causa, y que sospecharían de que hubiera habido un acuerdo con la Casa Real. También dicen que son ellos dos, junto con el presidente de Manos Limpias los que deberían tomar la decisión final. Bernad reconoce que no llevó grabadora al encuentro con el supuesto enviado y la letrada le dice que debería haber llevado grabadora.

En ese momento es la abogada la que pide dar su opinión. “La respuesta es un no rotundo, pero rotundo”, dice. “A estas alturas ni tú ni yo estamos aquí por dinero. Si hubiéramos querido estar por dinero ya lo hubiéramos hecho en otro momento, que hubiera sido más fácil”.

La publicación de la grabación coincide con la declaración en calidad de imputada de Virgina López-Negrete, acusada de chantajear a un directivo del BBVA, al que supuestamente amenazó con incluir en el sumario del caso Noós.
yahoo

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario