En el Copnaf “no interesan los niños, jóvenes, ni el futuro ni el presente”

Duro diagnóstico desde la conducción central de ATE. Insisten en pedir la salida de Mercedes Solanas y Fernando Rouger. ¿Quién conduce el organismo, según el gremio?

Luego de la confirmación de la polémica Mercedes Solanas al frente del organismo (acusada por los empleados de ejercer persecución sobre los críticos) y de haberse resuelto la continuidad del delegado en Concordia del Copnaf, Fernando Rouger, salpicado por un caso de trata que investiga la Justicia Federal de Concepción del Uruguay, se conocieron duras críticas.

Norma Alonso, integrante de la conducción provincial de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), lanzó que”El Copnaf es de Julio Solanas”. La dirigente, quien también es trabajadora del organismo, amplió: “por lo tanto, Solanas dispone que su sobrina (Mercedes Solanas) siga, y con ella todo lo demás que la sostiene”.

“Yo supongo que si se iba Mercedes Solanas del Copnaf, si el gobernador (Gustavo) Bordet decidía nombrar a otra persona, con ella se tenían que ir unos cuantos. Entre ellos, la exmujer de Julio Solanas (Celia Morresi, titular de la Dirección de Protección de Derechos)”, afirmó, durante una entrevista con la FM Beat 99.1, de Gualeguaychú.
Bordet no sabía que haría con el Copnaf

Alonso recordó la primera reunión que mantuvo la conducción de ATE con el gobernador Bordet, el 18 de diciembre. “Hasta ese momento, no sabíamos quién iba a presidir el Copnaf. Yo misma le pregunto a Bordet qué pasaba con el Copnaf, y me contesta. ´Con el Copnaf no he tomado ninguna decisión; lo he dejado para lo último´. Después, nos enteramos entre gallos y medianoche la confirmación de Mercedes Solanas al frente del organismo, sin que se lo anunciara públicamente, porque parece que fuera vergonzante”.
Duro diagnóstico

Así, Alonso lo que ve en el Copnaf es una “política de niñez perversa, clientelar, asistencialista, que en la complejidad social que vivimos no puede resolver situaciones. No interesan los niños, no interesan los jóvenes, ni el futuro ni el presente. Lo que importa es negociar territorio. El Copnaf es de Julio Solanas, por lo tanto Solanas dispone que su sobrina siga, y todo lo demás que la sostiene”.

Sostuvo que, En ese marco de “política clientelar y asistencialista”, lo que hay es una “falta de idoneidad”, y además genera que “los amigos y parientes ocupen cargos. Los chicos no importan, no importaron nunca. Y cuando los trabajadores decimos eso, cuando criticamos su gestión, lo que ocurre es una feroz persecución, como la que hubo en Paraná. Hubo pases compulsivos a distintas áreas de personal que osó criticar a Solanas”.

Alonso dijo que aguardó de Bordet un cambio de política que, al final, no se dio en el Copnaf. “Vemos que es más de lo mismo”, lamentó. Y criticó por “indignante y perverso” la confirmación de la continuidad en el cargo del titular del Copnaf Concordia, Fernando Rouger. “Es indignante que siga Rouger. El costo político lo tiene que pagar Bordet”, aseveró.
Entre Ríos Ahora

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario