El hecho ocurrió en pleno centro en Quintana y Entre Ríos, frente a Las Pulgas justo donde termina la peatonal. El vehículo tuvo que ser rescatado por la grúa de Tránsito.

El insólito episodio se registró en horas de la mañana de este lunes cuando el conductor de un automóvil Peugeot estacionó el coche en Quintana y Entre Ríos frente al “Mercado de Pulgas”, sobre una cámara de desagües.

Por el peso del automóvil, la tapa del sumidero se desmoronó pese a que estaba construida en cemento y las ruedas delanteras del vehículo quedaron en un enorme pozo. Afortunadamente, no hubo que lamentar heridos.

Los comerciantes vecinos de la zona manifestaron que reclamaron por la reparación del desagüe, al tiempo que afirmaron que la obra era nueva. “Se ve que estaba mal hecha porque no pudo soportar el peso de un auto, menos mal que no fue una moto o alguna persona se hubiese lastimado, ahora van a tener que pagarle los daños”, expresaron a EL SOL.

Minutos después con el congestionado tráfico vehicular del centro de la ciudad, concurrió la grúa de la Central de Tránsito para rescatar el automóvil.
El sol

Dejá tu opinión o comentario

Asi es en todo concordia!

Estaba hecha de cartón?

Tincho Jaja Tincho Jaja dice:

que publo de mierda!!!