Estados unidos es una potencia mundial, pero para su pueblo es un desastre el vivir ahí. Un país que sanciona a muchos países por supuestamente ser problemáticos, peligrosos o por los derechos humanos.

Pero la única realidad es que el país más peligroso para el resto del mundo son ellos. Son los mayores productores de armas y droga del planeta. Se creen con el derecho de manejar a los demás países a su antojo, busquen una guerra y ahí están ellos.

Están tan preocupados por el resto que no miran hacia adentro de su casa. Una casa en donde la policía mata a los ciudadanos de color, un país que tiene decenas de ciudades quebradas al punto de vender o privatizar colegios, comisarías, hasta alcaldías.

En estados unidos se cierran decenas de escuelas públicas por ciudades, para dar paso a escuelas concertadas apoyadas monetaria mente por gente como bill gates entre otros.

Están destruyendo sus tierras, sus aguas, a su gente, con el fracking. En ciertos pueblos pueden tener cientos de pozos, conviviendo pegados a los campos de la gente.

Los jubilados están teniendo que acudir al FBI para poder recuperar sus fondos de pensiones, ya que el gobierno permite a empresas privadas que tomen dinero de ellas en caso de deuda, por este motivo a los pensionistas se les bajaron los aportes.

Entrando en el tema de pobreza y sistema de salud. Los índices de pobreza es de más de 50.000.000 de personas viviendo en situación de pobreza o en situación de calle.

El sistema se salud a pesar de ser excepcional, sólo lo es para los ricos. Hay casi un 20% de personas que no tienen acceso a ello, y el resto deben pagar unas facturas exorbitantes en un hospital.

Por todo esto y todo lo que podríamos decir, estados unidos debería empezar a respetar los derechos humanos de su propia gente

Dejá tu opinión o comentario