Fernando Rouger, ¿acorralado contra las cuerdas? o ¿salvado por la campana?

493 0
Me Gusta
Me gusta Me encanta Jajaja Que Loco.. Que triste Me da bronca

Rouger se defendió como pudo y Alfonzo habló de la trama política
El exdelegado del Copnaf negó conversaciones con el imputado y padeció las preguntas. El publicista dijo que la querella le propuso involucrar a Cresto y a Urribarri. Por Oscar Londero.
Rouger en épocas de campaña

Sentado frente al tribunal y bajo juramento de decir verdad, Fernando Rouger negó haber mantenido comunicaciones telefónicas con el imputado Gustavo Alfonzo. Sin duda el ex delegado del Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia (Copnaf) no esperaba la reacción del fiscal José Candioti.

-Está mintiendo o quiero que me explique esto-, le dijo mirándolo a los ojos.

-No. . . no.

-En uno de los mensajes le dijo: “Fer, ¿hablaste con el jefe y con el Chueco?

-Desconozco.

-“¿Hablaste con Querencio y con el Chueco Maciel?”

– (. . .)

-“Decime a qué hora te puedo llamar”- insistió el fiscal.

-A Maciel no lo conozco. Y Querencio era jefe de Operaciones de la Policía.

A partir de la lectura de algunos diálogos transcriptos en el expediente, Candioti reparó en la confianza existente entre Alfonzo y Rouger. Algo que también destacó el presidente del Tribunal Oral Federal de Paraná, Roberto López Arango, quien percibió el interés del testigo por contestar con evasivas.

Rouger reconoció que en octubre de 2014 dispuso de dos teléfonos celulares: uno propio y otro del Copnaf. Y que ambos números figuraban en su tarjeta personal, dando a entender que resultaba muy fácil contactarse con él, por lo que recibía llamados de todo tipo.

“Mi teléfono era público porque pertenecía al Copnaf, pero a Alfonzo no lo conocía”, indicó Rouger. En cambio, admitió haber tenido contacto con Yolanda Zárate: explicó que la novia de Alfonzo lo llamó para decirle que su pareja no tenía vínculo alguno con la causa.

Minutos antes el defensor oficial, Mario Franchi, le había preguntado si conocía a Alfonzo. Rouger dijo que no, sostuvo que jamás se había comunicado con él y descartó así que pudieran haber conversado acerca de la causa iniciada por la captación de una adolescente para que fuese sometida sexualmente.

-¿Habló con la chica sobre este hecho?
-No.

-¿Y con la madre?
-Sí, porque durante la causa fue a pedir ayuda al Copnaf, y la custodia que tuvo en su casa fue tramitada a través del Copnaf.

-¿Conoce al señor (Juan) Escobar Bond?
-Sí. Es vecino de mi casa materna. Lo conozco como vecino.

-¿Charló con él en relación a este hecho?
-Sí, le dije que en este caso se actuó según los protocolos y que me sorprendía que la madre (Cristina Escobar) hablara mal de mí por los medios. Le pregunté si sabía por qué hacía eso, siendo que el Copnaf la ayudaba.

-¿Cual fue el problema judicial que usted tuvo a raíz de este hecho?
-La madre dijo que la había amenazado. Pero yo sólo me contacté con su hermano porque era vecino.

-¿Cómo terminó todo?
-Quedó en la nada. No hubo ningún problema-, concluyó Rouger.

Su testimonio dejó dudas y Franchi pidió que fuese sometido a un careo con Alfonzo para dilucidar si mantuvieron conversaciones telefónicas y para determinar”si conocía la trama de la historia”, aunque el planteo fue desestimado por el Tribunal.

Rouger, que aguardaba en la antesala, regresó al salón de audiencias para responder sobre el último punto del careo que no prosperó. El testigo se puso un poco más colorado pero finalmente logró la autorización del tribunal para retirarse en forma definitiva.

Durante la cuarta jornada de debate también se escucharon otros testimonios: una trabajadora del Copnaf habló sobre las veces que la víctima estuvo alojada en un hogar de menores, mientras que dos efectivos de la Policía de Entre Ríos recordaron cuando fueron a rescatar a la adolescente en el dúplex que Alfonso ocupaba en Monseñor Rosch al 3500.

En tanto, dos agentes de la Policía Federal dieron detalles de la investigación sobre la vida nocturna de Concordia y algunas personas vinculadas con Alfonzo. Nada que llamara la atención.

Y fue ahí cuando el acusado decidió hablar. Pero con una salvedad: pidió no ser interrogado por el querellante, Daniel Cedro.

Dirigiéndose al tribunal, Alfonzo salió con los tapones de punta: “No les interesó lo que dijeron de (Enrique) Cresto, de Rouger y de Mauro Urribarri. En Cámara Gesell la chica volvió a decir lo mismo y su madre también”.

La referencia llamó la atención, puesto que el lunes, en el primer día de debate, Alfonzo dijo que “es una gran mentira que está involucrado un sector político”. Fue antes de indicarle al tribunal que prestaría declaración en el momento en que su defensor lo creyese conveniente.

“Eso fue público en Concordia y la querella se encargó de decir que Cristina Escobar no había dicho lo que hoy contó Martha Pelloni”, agregó Alfonzo. “Jamás tuve secuestrada a esta chica, jamás le faltó libertad para moverse y para hacer los mandados”, señaló en otro momento de su exposición.

“Yo no lo le dije a S. que fuera a trabajar a la radio. Ella me pidió que le diera una mano porque se venía el cumpleaños de su nene y no tenía un peso”, indicó Alfonzo. Y más adelante agregó: “Me cansé de decirle que se fuera a la casa y le pedí que le avisara a la mamá. Lo hizo desde el teléfono fijo y la misma madre dijo que había hablado por teléfono”.

Alfonzo trató de mostrar su mejor imagen. “Si hubiese sabido que era menor no la hubiera hecho trabajar en la radio. Era inteligente, muy pícara. Hacía el trabajo de tres personas. Era muy hábil”, según describió.

Y después hizo referencia a la política. “No tengo ninguna relación con los Urribarri ni con los Cresto”, explicó el acusado, que de inmediato profirió un ataque. “El querellante fue a la cárcel para arreglar conmigo, para que lo mencionara a Urribarri y a Cresto en la causa”.

Alfonzo habló de 300.000 pesos. Y por eso justificó su negativa a responder a las preguntas de Cedro.

-¿Tuvo relaciones sexuales con la chica?-, le consultó Roberto López Arango, el presidente del tribunal.

-Jamás. Nunca la toqué.

-¿Usted dijo que la hermana Pelloni miente o dice la verdad?

-Es verdad que escuchó eso ante 240 personas. Y también que no mencionó más nada cuando Cedro dijo que Escobar no había dicho eso.

-En Cámara Gesell la víctima dijo que usted la llevaba a prostituirse?

-Es una mentira. Nunca lo hice y nunca se me pasó eso por la cabeza-, respondió Alfonzo, que luego pidió perdón a su familia, a sus amigos y a todos aquellos que se hubieran visto perjudicados.

El tribunal resolvió pasar a un cuarto intermedio hasta mañana. El debate se reanudará a las 8.30, con algunos pocos testimonios que quedan pendientes para después dar lugar a los alegatos.

Tras el anuncio la sala comenzó a despejarse. Alfonzo se quedó un poco más junto a Franchi, y acompañado por su defensor, se puso a llorar.
Fuente: El Entre Ríos Autor: Oscar Londero

Me Gusta
Me gusta Me encanta Jajaja Que Loco.. Que triste Me da bronca
  • Dejá tu opinión o comentario