Fue llevado por un infarto al Masvernat, lo mandaron a su casa, le dio otro y murió

Cuánto vale una vida, cuando se trata de un jubilado? Quién se hará cargo de tamaña decisión? Nunca hay responsables cuando de médicos se trata? Existe connivencia entre galenos y funcionarios del Poder Judicial?, son preguntas que quedan dando vueltas, luego de lo sucedido en el día de ayer.

Juan Miguel Denis tenía 71 años. Había alcanzado su jubilación hace poco tiempo. Conocido en el mundo del atletismo y con decenas de maratones sobre sus pies, Poroto, como le decían sus amigos y allegados, militó en la Juventud Peronista en sus años mozos. Padeció la cárcel y la persecución durante la dictadura. Padre de tres hijos y con una vida sana y austera, hasta se daba el lujo de trotar, como lo hizo este último domingo pasado.

Según pudo saber Diario del SUR Digital, Juan Denis se descompensó, ayer lunes a eso de las 7 de la mañana mientras caminaba a media cuadra de su casa. Se llamó a la ambulancia del PAMI y de allí lo trasladaron al hospital Masvernat, en donde fue dejado en terapia intermedia, con un problema cardiológico, sumado a un problema de hipoglucemia. Pero a las 16 horas, lo enviaron de vuelta a su domicilio, por razón de que no había cama en el nosocomio. Al llegar a su domicilio, Juan nuevamente se descompensa y desde allí fue trasladado por un vecino en forma urgente hasta el Hospital Ramón Carrillo y de allí nuevamente al Hospital Masvernat en donde aparentemente llega sin vida.

No es el primer caso. Han ocurrido otros. La pregunta es hasta cuándo. Hasta cuándo hay que esperar que los responsables paguen por tamaña decisión de enviar a un paciente crítico nuevamente a su casa, sabiendo que está en riesgo. La Justicia tiene la palabra.
Sur digital

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario