Fuego en el hospital de MSF en Kunduz luego de los bombardeos del 3 de octubre.

Afganistán: Ataque al hospital de MSF en Kunduz causa la muerte de 3 miembros del personal de MSF y deja el hospital parcialmente destruido

Tres miembros del equipo de MSF han sido confirmados muertos y más de 30 están en paradero desconocido. El equipo médico está trabajando intensamente para hacer todo lo posible por la seguridad de los pacientes y del personal del hospital.

“Estamos profundamente consternados por este ataque, por el asesinato de nuestro personal y de los pacientes, y por el duro golpe que se ha infligido a la asistencia sanitaria en Kunduz”, señaló Bart Janssens, Director de Operaciones de MSF. “Todavía no tenemos las cifras de víctimas definitivas, pero nuestro equipo médico está proporcionando primeros auxilios y tratamiento a los pacientes lesionados y al personal de MSF, así como contabilizando las personas fallecidas. Instamos a todas las partes a respetar la seguridad de las instalaciones sanitarias y a su personal”.

Desde que los combates estallaron el pasado lunes, MSF ha tratado a 394 heridos. Cuando se produjo el ataque aéreo esta mañana teníamos 105 pacientes y familiares en el hospital, y a más de 80 miembros del personal internacional y nacional de MSF.

Este hospital de MSF es la única instalación de su tipo en toda la región del noreste de Afganistán, y proporciona atención gratuita para salvar vidas y ofrecer atención de trauma para salvar extremidades. Los equipos de MSF tratan a todas las personas de acuerdo a sus necesidades médicas y no hacen distinciones basadas en el origen étnico, las creencias religiosas o la afiliación política de los pacientes.

MSF empezó a trabajar en Afganistán en 1980. En Kunduz, al igual que en el resto de Afganistán, el personal nacional e internacional trabaja de manera conjunta para asegurar la provisión de tratamiento de la mejor calidad. MSF apoya al Ministerio de Salud Pública en el hospital Ahmad Shah Baba en el este de Kabul, la maternidad Dasht-e-Barchi en el oeste de Kabul y el hospital Boost en Lashkar Gah, en la provincia de Helmand. En Khost, en el este del país, MSF gestiona un hospital de maternidad. MSF se basa sólo en la financiación privada por su trabajo en Afganistán y no acepta dinero de ningún gobierno.

ACTUALIZACION SOBRE LAS VÍCTIMAS DEL BOMBARDEO DEL HOSPITAL
MSF confirma con profunda tristeza la muerte de 16 personas incluyendo nueve de sus trabajadores humanitarios, siete pacientes de la unidad de cuidados intensivos, entre ellos tres niños. Así mismo, 37 personas han resultado gravemente heridas en el ataque, de las cuales 19 son personal de MSF (5 en estado crítico). Algunos de los heridos más graves están siendo trasladados para su estabilización a un hospital en Puli Khumri, a 2 horas de distancia. Todavía numerosos pacientes y personal médico en paradero desconocido. Las cifras siguen creciendo a medida que vamos teniendo una imagen más clara de las consecuencias de este horrible bombardeo
medicos sin fronteras

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario