Gales: Todos serán donantes de órganos si no se excluyen en vida

Gales revoluciona el sistema de donación: todos serán donantes de órganos si no se excluyen en vida
Una enfermera transportando un órgano.

Este martes 1 de diciembre de 2015 entra en vigor la nueva ley de donantes de órganos en Gales. Una reforma revolucionaria que mira con lupa el resto de Reino Unido para ver cómo se desarrolla y cuántos pacientes pueden beneficiarse del nuevo sistema. A partir de ahora se considerará que todas las personas mayores de 18 años que llevan más de un año residiendo en Gales son donantes de órganos a no ser que se hayan excluido previamente del sistema sanitario de donantes. Unos 86.000 ciudadanos, el 3% de la población, ya lo ha hecho.

Más de un millón de galeses (el 34% de la población) se ha registrado como donante de órganos aunque este registro no será necesario para ser considerado donante en el momento del óbito. La familia o allegados de un fallecido podrá alegar que el extinto era contrario a la donación aunque no se hubiese registrado como tal. En ese caso prevalecerá el criterio de los familiares.

El consejero de Sanidad del gobierno autónomo galés, Mark Drakeford, dice de su reforma legislativa lo siguiente: “Hemos dado un paso revolucionario hacia adelante porque esta nueva medida salvará vidas”. El consejero cree que el cambio legislativo es el inicio de un proceso de cambio de mentalidad. “El cambio de la ley es una cosa que hacemos para que los ciudadanos reflexionen sobre un tema como el de la donación de órganos, además de salvar a pacientes”, ha añadido el consejero.

Las cifras que baraja el gobierno autónomo galés prevén que la donación de órganos aumentará un 25% respecto a las cifras actuales con el sistema de declararse donante a priori en lugar de definirse como no-donante. No todas las muertes generan donantes potenciales. De los 30.000 fallecimientos que se producen al año en Gales unos 330 ocurren en circunstancias en las que pueden ser donantes de órganos.

A día de hoy la lista de espera para trasplante de órgano en Gales es de unos 224 pacientes. En las últimas estadísticas se produjeron 14 muertes en un año mientras esperaban la donación de un órgano. El gobierno autónomo galés ha conseguido el consenso de las fuerzas políticas para la reforma legislativa. Y la Iglesia ha dicho que lo apoya si se considera la donación “un regalo”.
el mundo

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario