Gendarmería desalojó a los “manteros”

Oficiales de la fuerza de seguridad, acompañados también por policías, desarmaron los puestos informales de tres esquinas céntricas. Una de las vendedoras reclamó en Oíd Mortales que “necesitamos trabajar”.

La esquina de Entre Ríos y Quintana luce hoy de manera distinta a lo que es habitual. En el epicentro de los comercios de pulgas de la ciudad aparecieron, alrededor de las 8 de la mañana de hoy martes, miembros de la policía y de gendarmería.

Los oficiales no ingresaron al reluciente galpón, sino que se encargaron de vigilar las veredas y sorprender a los “manteros” que, en un horario cercano a las 8:45, comenzaron a arribar a su habitual puesto de trabajo.

Esa esquina no es la única, ya que también hubo gendarmes en otras dos esquinas ya marcadas por las ventas informales: la de la Catedral (Urquiza y 1° de Mayo) y la de Entre Ríos y Bdo. de Irigoyen.
Al respecto Mariela, una de las vendedoras afectadas, habló en vivo en Oíd Mortales Radio y contó que “vinimos a trabajar y nos mandaron a Gendarmería, no nos dejan armar los puestos y tampoco tenemos una solución”.

Audio: Mariela habla sobre los puestos y gendarmeria.mp3
Agregó que “nosotros habíamos hablado con la municipalidad para que nos hagan el entrepiso dentro de Las Pulgas porque nos dejaron afuera, somos puesteros también pero no nos dieron solución. Nos mandan a los milicos (sic) como si somos delincuentes y estamos laburando”.

Aportó que “nosotros somos de acá y queremos los puestos acá, Las Pulgas es de la municipalidad y ellos tienen el deber de hacernos algo, pero nos mandan a los milicos como si fuesemos delincuentes. Estamos laburando, imaginate que nosotros vivimos ‘al día al día’, todos vivimos ‘al dia al dia’ y que nos manden los milicos así que nos van a quitar las cosas cuando la gente necesita trabajar para tener para comer”.

Consultada sobre si consiguieron respuestas, aclaró que “dice el intendente que no nos puede recibir hasta mañana a la mañana, así que decidimos que esperaremos porque queremos una solución y no problemas. Vamos a esperar hasta mañana y si no nos dan solución entonces lo que ellos quieren es que nos peleemos con los milicos y los gendarmes porque necesitamos trabajar”.
“Es como siempre, ellos nos dejaron afuera y hoy no nos quieren dejar trabajar porque dicen que molestamos al comerciante”, contó la puestera, aunque sentenció que “nosotros no molestamos al comerciante, nunca vamos a meternos al lado de un comerciante, nosotros metemos una mesa nomas, como va un comerciante a decir que nosotros le hacemos daño si estamos laburando ‘al dia al dia'”.

Como solución “nosotros propusimos que saquen los canteros y que nos pongan los puestos afuera de Las Pulgas, como corresponde y teníamos antes, pero no es la solución así, que nos manden a la Gendarmería y a los policías, imaginate que no entran ni a los barrios a buscar a los delincuentes y nos hacen esto a nosotros”.
Fuente: concordia.elentrerios.com

Paula Ravier

Dejá tu opinión o comentario